Procuradora pidió a gobernadores anticiparse para cumplir a cabalidad con la contratación PAE 2023.

0
150

La jefe del Ministerio Público relató cómo desde 2015 la Entidad ha encontrado dificultades que impiden que niños, niñas y adolescentes, reciban oportunamente y con calidad las raciones alimentarias que requieren para garantizar su acceso y permanencia en el sistema escolar.

Otro inconveniente que encontró la Procuraduría fue el inicio tardío en la prestación del servicio en Magdalena, con 102 días de retraso, Sincelejo, con 88 días, y Sucre con 81.
La Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, instó a los mandatarios departamentales a verificar la idoneidad de los contratistas que administrarán el Programa de Alimentación Escolar, PAE, en 2023 y evitar que se presenten los retrasos e irregularidades vividos durante 2022, que generaron al menos 245 denuncias ciudadanas y llevaron a la Procuraduría a abrir 80 actuaciones preventivas, 28 disciplinarias e interponer acciones de tutela contra las gobernaciones de Guaviare, Chocó y Sucre; las alcaldías de Cartagena, Neiva, Sincelejo y seis municipios de Boyacá.

La jefe del Ministerio Público relató cómo desde 2015 la Entidad ha encontrado dificultades que impiden que niños, niñas y adolescentes reciban oportunamente y con calidad las raciones alimentarias que requieren para garantizar su acceso y permanencia en el sistema escolar.

“Estamos hablando de que hoy hay 5,464,689 beneficiarios de este programa. No estamos ante un desafío cualquiera. Gran parte del desarrollo del país depende de que ellos sigan cursando sus estudios y se les garanticen unos mínimos nutricionales​”, aseguró la Procuradora.

La alta funcionaria reveló que la Procuraduría ha emitido alertas sobre entrega de raciones por un periodo inferior a las 40 semanas del calendario escolar, demoras para gestionar la contratación de operadores, malas condiciones de los alimentos y reporte tardío de los recursos ejecutados y de la población beneficiada.

Explicó además que las zonas que han presentado mayores dificultades en la operación y prestación del servicio son, el departamento de Magdalena y los municipios de Cúcuta, Buenaventura y Malambo, cuyos procesos de contratación han sido declarados desiertos en varias ocasiones y que a raíz de esto se está estudiando la posibilidad de establecer un pliego tipo para los servicios de alimentación, que permita la pluralidad de oferentes, la libre concurrencia y una competencia sana.

Otro de los inconvenientes recurrentes que encontró la Procuraduría, está asociado al inicio tardío en la prestación del servicio y, nuevamente, el caso más alarmante en la vigencia 2022 fue el de Magdalena, con 102 días de retraso, seguido por la ciudad de Sincelejo, con 88 días, y el departamento de Sucre con 81.

“Nos preocupa, además, que el departamento de Amazonas sea la única Entidad Territorial Certificada que no cuenta con una planeación clara y ordenada, que visualice las acciones que se deben adelantar para garantizar que el Programa se preste con la suficiente antelación”, anotó la Procuradora.

Finalmente, la doctora Cabello Blanco pidió a los gobernadores actuar de acuerdo con las directivas de la Procuraduría, dirigida a las 96 entidades territoriales, para que aseguren la disponibilidad de recursos, inicien el proceso de planeación contractual y garanticen la suscripción de los contratos necesarios para la operación en 2023.

Aseguró que, “el Gobierno nacional debe enfrentar retos importantes para garantizar que este programa contribuya efectivamente a la materialización de los derechos a la educación, salud y alimentación equilibrada de sus beneficiarios con mecanismos que aseguren sostenibilidad financiera, además de trabajar con las entidades territoriales para lograr un mejor uso de los recursos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here