“No queda Nada” la frase que describe el inventario en muchas oficinas de la alcaldía de Riosucio Chocó tras el cambio de gobierno.

0
157

En la alcaldía de Riosucio continúa el trasteo de enseres como: Sillas, Escritorios, aires acondicionados, entre otros que son retirados de las oficinas por los ex funcionarios aduciendo que son bienes personales y no del municipio.

Como un desastre natural que acaba con todo a su paso, se podría asemejar el balance preliminar del gobierno de Conrad Valoyes Mendoza, en la conclusión de sus cuatros años como alcalde de Riosucio.

Tras el cambio de gobierno, se ha revelado un panorama desolador, en el que las huellas de la administración saliente, liderada por Conrad Valoyes Mendoza, han dejado al ente territorial en una condición vergonzosa y precaria.

Es que de acuerdo con las afirmaciones de varios ex funcionarios, el ex alcalde no dotó a las oficinas de la alcaldía, conclusión a la que se llega al escuchar de boca de los servidores públicos salientes la reiterativa frase “esto es mío” expresión que va acompañada de los mobiliarios o enseres que deberían pertenecer al municipio y no a particulares tal y como aparentemente sucede por lo se evidencia en un claro escenario de despojo y negligencia.

Elementos como: sillas, escritorios, aires acondicionados, impresoras, ventiladores y demás son reclamados y extraídos por los funcionarios salientes en un contexto en el que los bienes públicos parecen haber sido confundidos con propiedades personales. Por el trasteo del gobierno Conrad Valoyes, Juan Moreno Meno, recibe una administración municipal carente de los recursos básicos, hasta el punto de que muchos de los nuevos funcionarios de las diferentes dependencias de la alcaldía se han encontrado sin siquiera una silla en la que sentarse.

A demás de lo vergonzoso del caso, resulta increíble que por ejemplo el jefe de la cartera de Hacienda municipal haya tenido que comprar un aire acondicionado de su bolsillo y muchos menos creíble es que incluso el aire acondicionado del mismo despacho del alcalde sea de propiedad privada del ex alcalde Valoyes, pues al parecer en los cuatro años pasados la alcaldía no contó con recursos para la compra y dotación de sus oficinas.

El panorama en términos concretos revela que la administración anterior desatendió sus obligaciones en cuanto el suministro de las herramientas y bienes necesarios para el adecuado funcionamientos de sus oficinas y dependencias, esta situación refleja una falta de planificación y de ética en la gestión de los recursos del municipio.

Conrad Valoyes, terminó su periodo constitucional el 31 de diciembre de 2023, fue un gobierno colmado de polémicas de todo tipo, que desde sus primeros meses en el poder permitió evidenciar un descalabro en cuanto a la acreditación del municipio. Un constante descenso llevó a Riosucio, de ocupar los primeros lugares de reconocimiento por la gestión fiscal tanto a nivel departamental como nacional a los deshonrosos últimos lugares en todos los Ranking o calificaciones.

De principio a fin una total desilusión. A pesar de haber recibido y administrado los mayores montos históricos en cuanto a las transferencias municipales. Valoyes no solo salió por la puerta de atrás, al negarse a entregar el gobierno bajo un proceso serio y eficiente de empalme, sino que deja un desorden administrativo que de acuerdo con los hallazgos encontrados se podría decir que se trata de una actuación premeditada con la firme intención de hacerle el mayor daño posible a las finanzas y demás bienes del municipio.

Más allá del impacto material, este escenario refleja un profundo desdén por los principios de responsabilidad y transparencia que deben regir la administración pública. La falta de un empalme adecuado y la aparente apropiación de bienes municipales no solo son indicativos de un desorden administrativo, sino que también representan una traición a la confianza de los ciudadanos de Riosucio.

Es necesario que se tomen medidas inmediatas para abordar esta situación. La recuperación y normalización de la operatividad de la administración municipal deben ser prioridad, así como la implementación de un marco de transparencia y rendición de cuentas que impida que situaciones similares se repitan en el futuro. Riosucio merece una administración municipal que respete su patrimonio y trabaje de manera incansable por el bienestar de sus habitantes. La herencia dejada por la administración de Conrad Valoyes Mendoza no solo debe ser una lección.

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here