MinAmbiente celebra la declaratoria de la primera reserva de biósfera en el Pacífico.

0
213

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia se complace en anunciar la designación de la zona Tribugá-Cupica-Baudó, en el Pacífico colombiano, como la primera reserva de biósfera en la región. Esta distinción fue otorgada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y ha sido recibida con entusiasmo por parte de la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad.

La ministra Muhamad destacó la importancia de esta designación, ya que las reservas de biósfera son reconocidas a nivel internacional y están vinculadas a la conservación y la productividad ecológica. Esta declaratoria es el resultado de un largo proceso y representa un hito significativo tanto para el país como para la población que reside en esta área.

La zona Tribugá-Cupica-Baudó alberga a más de 18.000 habitantes, en su mayoría indígenas emberá y afrocolombianos, quienes han sido reconocidos y protegidos constitucionalmente por el Estado colombiano. La designación de esta reserva de biósfera brinda una mayor protección y respaldo a estas comunidades, así como a su modo de vida tradicional y su relación estrecha con el entorno natural.

La Unesco ha declarado un total de once reservas adicionales, dos de las cuales se encuentran en América Latina y una en Colombia. Esta designación es un paso importante en el trabajo conjunto entre la naturaleza, las comunidades locales y una economía productiva que cuida y preserva el medio ambiente.

La reserva de biósfera Tribugá-Cupica-Baudó es utilizada principalmente por las comunidades indígenas y afrodescendientes que residen en la zona. Estas comunidades están organizadas en resguardos y consejos comunitarios, y ejercen su territorialidad en los municipios de Nuquí y Bahía Solano.

En esta área, se han llevado a cabo procesos consensuados con los habitantes ancestrales del territorio, como la implementación de un modelo de ordenamiento basado en el uso sostenible del territorio y en las prioridades de conservación. Se ha establecido la Unidad Ambiental Costera Pacífico Norte Chocoano para promover la protección y el manejo adecuado de los recursos naturales.

La reserva de biósfera Tribugá-Cupica-Baudó alberga una gran diversidad de ecosistemas, desde los coralinos hasta los de media montaña. Se han documentado más de 894 especies de plantas vasculares y helechos, alrededor de 274 especies de vertebrados, 152 especies de aves, 48 especies de anfibios, 44 especies de mamíferos y 30 especies de reptiles.

Esta designación como reserva de biósfera no solo contribuye a la conservación de la biodiversidad en la región, sino que también promueve el desarrollo sostenible y el bienestar de las comunidades locales. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se compromete a seguir trabajando en estrecha colaboración con las comunidades y los organismos internacionales para proteger y preservar estos valiosos recursos naturales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here