Indiferencia mortal: estudiantes de Playa Roja en paro por la negligencia en transporte escolar.

0
234

Bajo el estremecedor lema “Al colegio quiero llegar, pero transporte no quieren mandar”, estudiantes y padres de la Institución Educativa Simón Bolívar, ubicada en el corregimiento de Playa Roja, municipio de Nuevo Belén de Bajirá, han iniciado un paro cívico indefinido. La comunidad educativa exige soluciones urgentes a una crisis de transporte que no solo ha complicado la logística diaria, sino que también ha puesto en peligro la vida de los estudiantes, culminando trágicamente en la muerte del niño Juan José Arrieta Usuga el año pasado para el mes de febrero.

Este paro cívico es un grito desesperado por atención y acción inmediata frente a un problema que parece haber sido consistentemente ignorado por las autoridades locales y regionales. Los estudiantes, forzados a viajar en condiciones precarias como colgados de vehículos y motocicletas o enfrentando extenuantes caminatas de varias horas, están expuestos diariamente a riesgos que ningún niño debería enfrentar simplemente para acceder a su derecho a la educación.

La muerte de Juan José no solo es una tragedia personal para su familia y amigos, sino que también es un severo indicativo del abandono estatal hacia sus ciudadanos más vulnerables. A pesar del fatal desenlace, las autoridades aún no han implementado medidas efectivas para garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes durante sus trayectos escolares.

La comunidad de Playa Roja, fatigada y frustrada, ha tenido que recurrir a medidas extremas para llamar la atención sobre esta negligencia continuada. Este paro cívico no solo busca soluciones inmediatas y eficaces al problema del transporte, sino también pretende resaltar la apatía y la falta de respuesta efectiva de aquellos en el poder.

La indiferencia de las autoridades no solo perpetúa la desigualdad y el riesgo, sino que también subraya una desconexión alarmante entre los gobernantes y las necesidades reales de las comunidades que están destinadas a servir. Esta situación en Playa Roja no es un incidente aislado, sino un síntoma de un problema mucho más amplio y profundo en la gestión de recursos y la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Desde Playa Roja, los estudiantes y padres de familia hacen un llamado enfático a las autoridades para que prioricen la vida y la seguridad de los niños por encima de la burocracia y la indiferencia. Es imperativo que este llamado se atienda con la urgencia que la gravedad del asunto demanda. La comunidad de Playa Roja espera no tener que lamentar otra vida inocente antes de que se tome acción.


Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here