Histórica victoria legal para el pueblo Emberá Chamí: 14.334 hectáreas de tierra restituidas en Chocó y Valle del Cauca.

0
837

En una sentencia sin precedentes, el Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Cali falló a favor del pueblo Emberá Chamí, garantizando la devolución de 14.334 hectáreas a 330 familias indígenas afectadas por el conflicto armado en Colombia. Este fallo, anunciado el 19 de marzo de 2024, no solo reconoce los derechos étnico-territoriales de las comunidades en Bolívar (Valle del Cauca) y Sipí (Chocó) sino que también enfatiza la importancia de la restitución como medio para reparar los daños causados por años de violencia y abandono.

La decisión beneficia directamente a 1.545 víctimas del conflicto armado, quienes ahora podrán retornar a sus tierras natales en condiciones de dignidad y seguridad, gracias al esfuerzo conjunto de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), la Defensoría del Pueblo y las Fuerzas Armadas de Colombia. Esta medida no solo contempla el regreso de las familias desplazadas sino también la implementación de proyectos productivos, seguridad alimentaria, educación, y vivienda, entre otros aspectos fundamentales para garantizar una vida digna.

La sentencia destaca el sufrimiento del pueblo Emberá Chamí, quienes han sido desplazados por la violencia generada en torno al cultivo de coca, el control de laboratorios ilegales, y la disputa territorial por grupos armados. Se reconoce el derecho fundamental de estas comunidades a la restitución de sus territorios, poniendo fin a un ciclo de abandono estatal y violencia.

Además, el fallo exige al Ejército Nacional realizar un acto público de contrición y presentar una disculpa oficial en nombre del Estado colombiano, reconociendo el abandono y confinamiento que estas comunidades han sufrido. Se subraya la necesidad de que las acciones militares se abstengan de poner en riesgo la integridad de los indígenas, respetando el Principio de Prevención y Precaución.

Esta decisión judicial marca un avance en la implementación de la política pública de restitución de tierras en Colombia, no solo por su significado para el pueblo Emberá Chamí sino como un precedente de justicia y reparación para otras comunidades indígenas en el país. Con este fallo, se fortalece la institucionalidad y se promueve una restitución de tierras con un enfoque transformador y diferencial, asegurando el respeto y la protección de los derechos de las comunidades indígenas en Colombia.

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here