Crítica situación en Riosucio: parálisis y pasividad administrativa amenazan el ‘Metro’ un puente palafítico esencial para la movilidad de los Riosuceños.

0
173

Situado en el corazón del Bajo Atrato, el municipio de Riosucio alberga el “Metro”, o el puenton un puente peatonal de 3 kilómetros construido gracias al esfuerzo conjunto de la Cruz Roja Colombiana, la Cruz Roja de Holanda y el Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea. Hoy día, esta obra enfrenta un grave desafío. Conocido por su innovador uso de plástico reciclado, el puente, que alguna vez fue motivo de orgullo para la comunidad, ahora simboliza el abandono por parte de la administración.

En el año 2009, este puente palafítico no sólo unía barrios enteros de la cabecera municipal, sino que también representaba un avance significativo en la movilidad de la cabecera municipal, crucial para una región constantemente afectada por inundaciones y los estragos del conflicto armado. Sin embargo, tras más de una década desde su inauguración, el “Metro”, también conocido como el Puentón de Riosucio, sufre la negligencia de la administración municipal.

El alcalde Juan Moreno Mena, que asumió su cargo con promesas de atender las necesidades urgentes, incluyendo la mejora de la movilidad y el bienestar de la población, ahora está bajo escrutinio. Desde el inicio de su mandato, ha habido una falta de claridad en sus políticas y acciones respecto a esta infraestructura esencial. Estudiantes, profesores y ancianos, que dependen diariamente del puente, ahora enfrentan constantes interrupciones debido a su falta de mantenimiento y la necesidad de una expansión.

Los habitantes de Riosucio, que una vez se beneficiaron de la rápida conexión entre diversos sectores del municipio, hoy enfrentan una realidad de aislamiento y frustración. Esta situación se agravará con la llegada del período de lluvias y las inundaciones, cuando el río Atrato, obstruido por sedimentos, amenaza con causar más inundaciones. La inacción del gobierno municipal no solo refleja un fallo en la gestión y en las promesas políticas, sino que también pone en riesgo la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos.

Los riosuceños claman por una solución inmediata y transparente, exigiendo la reconstrucción y el mantenimiento de la estructura que en su momento fue vista como un símbolo de progreso y esperanza. La situación demanda una respuesta urgente, no solo para restaurar la movilidad sino para revivir la confianza en una administración que parece haber olvidado que este tipo de inversiones mejoran la calidad de vida de quienes juró servir.

Les compartimos imágenes en video de uno de los ramales del Puentón en el barrio Benjamín Hidalgo, donde se evidencia una situación similar, y quizás peor, que en el Puentón principal.


Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here