Defensor del Pueblo insta a los alcaldes y gobernadores a intensificar prevención de incendios forestales ante temporada seca.

0
482

En respuesta al alarmante incremento de incendios forestales en Colombia durante el inicio de 2024, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, ha hecho un llamado enérgico a alcaldes, gobernadores y al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres para fortalecer las medidas de prevención contra este tipo de desastres naturales. Siguiendo las recomendaciones de la UNGRD en su Circular 065, emitida a finales del año pasado, el Defensor del Pueblo ha subrayado la necesidad de una acción coordinada y eficiente para proteger los bosques y asegurar la integridad y seguridad de las personas en áreas vulnerables.

Hasta la fecha, 237 incendios forestales han azotado diversas regiones del país, obligando a las autoridades a redoblar esfuerzos en la implementación de estrategias efectivas para mitigar el impacto ambiental. Carlos Camargo Assis ha destacado la importancia de activar planes de contingencia y preparación por parte de los gobiernos locales y los Consejos Municipales y Departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres, especialmente en zonas propensas a los efectos del Fenómeno El Niño.

La Circular 065 de la UNGRD, titulada ‘Lineamientos para la preparación y alistamiento ante la primera temporada seca o de menos lluvias de 2024 bajo la incidencia del Fenómeno El Niño 2023-2024’, establece un marco de acción detallado para abordar los desafíos presentados por los eventos climáticos actuales. El documento enfatiza en 16 puntos clave de preparación y alistamiento, orientando a las autoridades y a la comunidad sobre las mejores prácticas para prevenir y controlar incendios forestales.

En regiones como Villavicencio y Santander, donde se han reportado incendios significativos y más de 300 hectáreas de bosque afectadas, la situación es particularmente crítica. Actualmente, hay incendios activos en departamentos como Boyacá, Meta, Antioquia, Vichada, Cundinamarca y Cauca, y se prevé que más de 800 municipios estén en riesgo de incendios forestales.

En este contexto, la Defensoría del Pueblo, a través de su Delegada para la Prevención y Atención de Desastres, reitera la importancia de una gestión del riesgo proactiva y participativa, e insta a la comunidad a adoptar medidas de precaución como evitar quemas sin supervisión, no arrojar materiales combustibles y monitorear las condiciones meteorológicas. Además, la entidad continúa su labor de acompañamiento a las comunidades afectadas, reafirmando su compromiso con la protección de los derechos humanos y la prevención de desastres en el territorio colombiano.

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here