Investigan al Gobernador de Antioquia por presuntas irregularidades en contratos de infraestructura Vial.

0
581

En un desarrollo que ha sacudido el panorama político y administrativo de Antioquia, se ha anunciado una investigación exhaustiva sobre el Gobernador Aníbal Gaviria por presuntas irregularidades en el proceso de adjudicación de un contrato clave. La Procuraduría ha tomado el liderazgo en esta investigación, centrándose en el adjudicamiento de un contrato a la Asociación de Municipios del Urabá Antioqueño para el mejoramiento de vías terciarias en los municipios de occidente.

Las alarmas sonaron cuando la Procuraduría reveló que existen serias dudas sobre la legalidad y transparencia del proceso de contratación. Se ha señalado que las presuntas irregularidades incluyen deficiencias en los estudios topográficos y diseños hidráulicos previos a la obra. Además, se ha indicado que las condiciones técnicas de la construcción serían diferentes de lo especificado en la propuesta inicial, lo que podría haber afectado la calidad y el resultado final de la obra.

Otro punto de preocupación es la aparente insuficiencia en las vigencias de las pólizas de responsabilidad civil extracontractual, lo que plantea interrogantes sobre la gestión del riesgo en el proyecto. La Procuraduría también ha afirmado que hubo incumplimientos por parte del interventor del contrato, quien presuntamente omitió advertir sobre estas inconsistencias.

En el centro de esta investigación se encuentra el Gobernador Aníbal Gaviria, quien ha sido señalado como uno de los investigados en el departamento de Antioquia. Junto a él, se encuentran bajo la lupa los secretarios de infraestructura de los años 2020 y 2021, el director de la Asociación de Municipios del Urabá Antioqueño y la supervisora del contrato de interventoría.

Este escándalo no está limitado a Antioquia, ya que la Procuraduría también ha anunciado investigaciones similares en otros departamentos. Los gobernadores del Huila, Guaviare y Guainía también serán investigados por presuntas irregularidades en la aprobación, ejecución y tramitación de proyectos de inversión pública. Según el Procurador delegado, John Harvey Pinzón, estos proyectos representan una suma cercana a los 100.000 millones de pesos, lo que subraya la magnitud de las preocupaciones en torno a la gestión de los recursos públicos.

Este nuevo capítulo de investigaciones por presuntas irregularidades en contratos de inversión pública ha dejado a muchos ciudadanos y expertos en desarrollo preocupados por la integridad de los procesos de contratación y la efectividad de la supervisión gubernamental. La transparencia y la rendición de cuentas se han convertido en temas centrales en el debate público, y la evolución de estas investigaciones determinará el impacto a largo plazo en la confianza de los ciudadanos en sus líderes gubernamentales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here