Alrededor de 800 familias siguen confinadas y un centenar desplazadas en Chocó.

0
572
Foto: Referencia

Las constantes confrontaciones entre la guerrilla del ELN y las paramilitares AGC han resultado en una situación alarmante en el Chocó, Colombia. De acuerdo a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP), más de 100 familias han sido desplazadas y aproximadamente 800 permanecen confinadas en el río San Juan y el Sipí desde principios de junio.

La OACP informó en un comunicado emitido el miércoles que estas familias están atrapadas en medio de una lucha de poder que ha obligado a las comunidades a enfrentarse a niveles sin precedentes de confinamiento. Estos retenes han llevado a un alarmante desabastecimiento de alimentos, medicinas y combustible en la zona, afectando seriamente el bienestar y la supervivencia de la población.

Las familias desplazadas se han trasladado a diferentes áreas incluyendo el pueblo de San Miguel, la ciudad de Istmina y otros pueblos de la zona. Adicionalmente, existe una creciente preocupación por la presencia de minas antipersonales que están impidiendo a las comunidades el acceso a sus campos de cultivos, que representan su principal fuente de subsistencia.

La situación recuerda a la crisis vivida entre 2000 y 2004 cuando la guerra entre las extintas FARC y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se intensificó. Esta crisis ocurre en un momento en que el ELN está participando en negociaciones de paz que incluían medidas de alivio humanitario para la región del Bajo San Juan.

La MisiónPaz, que aspira a establecerse de manera permanente en el área, ha hecho hincapié en la urgencia de garantizar la alimentación de las familias confinadas en la zona de conflictos. La responsabilidad del Estado para mitigar esta emergencia ha sido enfatizada por las comunidades afectadas. El Gobierno colombiano se ha comprometido a trabajar permanentemente para apoyar a la población civil en medio de este conflicto armado.

A principios de junio, la Defensoría del Pueblo ya había alertado de que más de 5.000 personas estaban confinadas en el municipio de Nóvita, al norte de Sipí, por los enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo.

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here