Aprueban emisora de Paz Para el Municipio de Riosucio – Chocó.

0
795

Con la definición de las próximas Emisoras de Paz, RTVC cumple con lo encomendado en el Proceso de Paz

Se aprobaron cuatro nuevas emisoras en los municipios de Codazzi (Cesar), Tierralta (Córdoba), Riosucio (Chocó) y Buenaventura (Valle del Cauca), que deberán entrar en funcionamiento antes del 2 de mayo de 2024, dando cumplimiento a lo pactado en el Acuerdo de Paz dos años antes de lo previsto.

Un nuevo hito marca RTVC Sistema de Medios Públicos, al completar dos años antes de la fecha estipulada, la puesta en funcionamiento de 20 Emisoras de Paz, según lo establecido en el punto 6.5 del Acuerdo de Paz, que se refiere a ‘Herramientas de difusión y comunicación – Emisoras para la convivencia y la reconciliación’.

Con el visto bueno, que dio el pasado 2 de mayo la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación del Acuerdo de Paz – CSIVI, se inicia al montaje y puesta en funcionamiento de las últimas cuatro estaciones en los municipios de Codazzi (Cesar), Tierralta (Córdoba), Riosucio (Chocó) y Buenaventura (Valle del Cauca), lo que tomará máximo un año.

“Esta aprobación significa que estamos cumpliendo dos años antes de lo dispuesto en el Acuerdo final que se firmó el 26 de septiembre de 2016, donde se establecía como tiempo límite para la instalación y puesta en funcionamiento de las 20 emisoras, el 2026. Con este paso, el cien por ciento de las Emisoras de Paz estarían al aire en 2024”, explica Dora Brausin, subgerente de Radio de RTVC.

Las cuatro nuevas estaciones se unirán a las ya existentes en Chaparral (Tolima), Ituango (Antioquia), Convención (Norte de Santander), Fonseca (Guajira), San Jacinto (Bolívar), Algeciras (Huila), Arauquita (Arauca), Bojayá (Chocó), El Tambo (Cauca), Florida (Valle), Puerto Leguízamo (Putumayo), Mesetas (Meta), Fundación (Magdalena), San José (Guaviare), San Vicente (Caguán) y Tumaco (Nariño).

Las Emisoras de Paz son administradas y operadas por RTVC Sistema de Medios Públicos, a través de Radio Nacional de Colombia, encargada de las directrices de los contenidos editoriales, que se pueden resumir como una apuesta para contribuir en la construcción de tejido social en las regiones afectadas por la violencia.

Adicionalmente, las Emisoras de Paz cuentan con un Comité de Contenidos, integrado por dos representantes de la Consejería Presidencial para la Estabilización, uno de la Oficina del Alto Comisionado, uno del Ministerio TIC y dos del partido Comunes, quienes cuentan con el acompañamiento de la subgerencia de radio de RTVC, la dirección de Radio Nacional, el equipo de Paz de RTVC y los líderes de las emisoras en las regiones.

Los lugares para la ubicación de las emisoras, que son un canal abierto para conocer los rostros más olvidados del país, son aprobados por la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación – CSIVI, organismo conformado por el Gobierno y el Partido Comunes, como lo determinó el acuerdo final.

En esta decisión se tiene en consideración la viabilidad técnica elaborada por ingenieros de RTVC Sistema de Medios Públicos, a partir del listado de municipios que hacen parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET). Para ello, se consideran criterios como la diversidad étnica, la disponibilidad de frecuencias de radio, infraestructura de otros medios, y número de habitantes del municipio y la región.

Con la puesta en funcionamiento de las nuevas emisoras se alcanzaría la meta que asumió RTVC como un compromiso con la llegada de estas estaciones a territorios históricamente afectados por la violencia, cuyo propósito como prioridad es el de informar y hacer pedagogía sobre el Acuerdo de Paz, pero también ser vehículos para dar a conocer todas las expresiones de la cultura, la idiosincrasia, las iniciativas de las comunidades y sus necesidades.

Así, RTVC y Radio Nacional de Colombia remarcan su compromiso con la construcción de tejido social en las comunidades más afectadas por el conflicto colombiano, y les da voz a esos territorios para contarse a sí mismos desde sus propias realidades a través de un medio público neutral, abarcando sus dimensiones humana, cultural e histórica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here