Trabajadores del hospital de Quibdó no recibirán más pacientes ni en urgencias.

0
153

A algunos empleados les cortaron los servicios públicos por falta de pago.

Desesperados porque les deben seis meses de sueldo, los trabajadores del Hospital San Francisco de Asís de Quibdó impidieron el ingreso de funcionarios a la Gobernación de Chocó y quemaron llantas en la calle.

Ante la falta de una solución, el personal de la salud anunció que a partir del lunes 7 de marzo se declara en “manos caídas”, es decir, que no recibirá a más pacientes ni en el servicio de urgencias.

Una de las enfermeras dijo que enviaron un documento al Centro Regulador de Urgencias (Crue) para que, en un plazo de cinco días, remita a otros hospitales los paciente que actualmente están en el San Francisco de Asís porque cerrarán las instalaciones.

“Vamos a cerrar el hospital. ¿En qué consiste? Los pacientes que están hospitalizado van a seguir siendo atendidos por nosotros con lo que tenemos porque nos faltan insumos, pero no vamos a recibir a ningún paciente más porque no tenemos con qué trabajar. Nosotros ya no tenemos fuerzas porque no tenemos ni con qué lavar el uniforme para ir al hospital”, dijo.

La profesional de la salud afirmó que está viviendo de la caridad de los familiares que le ayudaron a pagar la energía y le regalan comida. “Me ayudaron para pagar la energía, pero no tengo Internet para que mis hijos estudien. Estamos mendigando hasta para comer. Una persona te regala una papa y otra la cebolla”. 

El detonante estuvo en que han pasado casi dos semanas desde que el Gobierno Nacional anunció que destinará $8.000 millones y, hasta la fecha, los trabajadores aseguraron que no han recibido abonos. Este medio conoció que el Ministerio del Interior sí giró los recursos al Ministerio de Salud, que deberá tramitarlos para que lleguen al hospital.

Fuente: Sistema Integrado de Información

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here