Con el acompañamiento de la Unidad de victimas, comunidades afros del Chocó construyen sus planes de reparación.

La Unidad para las Víctimas desarrolló jornadas de revisión a los avances de los planes específicos con integrantes de los consejos comunitarios de Jiguamiandó y Cacarica.

En el municipio de Apartadó se realizaron las jornadas de revisión y formulación de los planes específicos, con representantes de las comunidades afros, de las cuencas de los ríos Jiguamiandó y Cacarica, Chocó.

Dando cumplimiento a lo ordenado en el auto 005 de 2009, la Dirección de Asuntos Étnicos de la Unidad para las Víctimas adelantó la primera jornada de formulación de las medidas del Plan Específico del consejo comunitario de la Cuenca del Río Cacarica en conjunto con los integrantes de la junta directiva de este colectivo.

De igual manera, se efectuó la revisión a los avances de los planes específicos del consejo comunitario de la Cuenca del Río Jiguamiandó, Chocó.

“Nos encontramos en esta jornada, en aras de poder concretar el plan específico de reparación del consejo comunitario de Jiguamiandó y priorizar esas actividades que van a permitir que la comunidad pueda gozar efectivamente del restablecimiento de sus derechos”, manifestó Melqui Romaña Cuesta, representante legal del consejo comunitario Mayor de Jiguamiandó.

Estas jornadas contaron con la presencia de Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad para las Víctimas, territorial Urabá-Darién, quien sostuvo un diálogo con los participantes.  “En esta jornada se hizo la revisión de avances y la validación de las medidas de los planes específicos de estas comunidades afrocolombianas y, a su vez, dar respuesta a sus inquietudes de reparación colectiva y otras acciones enmarcadas en el Decreto ley 4635 de 2011”, manifestó la funcionaria.

1 Comentario

Responder a Yoana Torres Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here