Banano de Urabá recoge sus frutos en Corea del Sur.

Fruturo, una empresa paisa que nació hace cuatro años, es una de las pioneras en la conquista de ese atractivo mercado asiático. 

Esta es la historia de un caso de éxito de exportación de banano colombiano a Corea del Sur, que nació en la Macrorrueda Internacional de Negocios realizada en Shanghái del 12 al 15 de noviembre del 2019, en el Hotel Intercontinental Pudong.

El pasado viernes fue despachado el segundo contenedor de 20 toneladas de banano producido en Urabá, por pequeños y medianos cultivadores de la zona bananera de Urabá.

Se trata del despegue de esta compañía paisa, que en 2016 se había estrenado como exportadora con un cargamento de panela en polvo despachado a Europa, pero que no resultó ser un negocio dulce. “Pagamos la primiparada y perdimos el cliente”, afirma juan Camilo Londoño, gerente de operaciones de la empresa.

Pero luego de aprender de los errores, Raiza María Alcalde, CEO de Fruturo; Juan Esteban Estrada, gerente comercial y Juan Camilo Londoño, gerente operativo, se enfocaron en las exportaciones de banano, plátano, lima y aguacate.

El año pasado facturaron los primeros 5.000 millones de pesos en los mercados de Bélgica, Holanda y España. Y ahora alistan una línea de productos nacionales exóticos como uchuva y gulupa para diferentes mercados internacionales.

En concepto de los directivos de la empresa, la Macorrueda de Negocios organizada por ProColombia en Shanghái se convirtió en el punto de partida hacia el éxito de esta empresa exportadora colombiana, que el año pasado aumentó sus ventas en el exterior, mientras que el país registró un descenso de sus ingresos por este concepto.

La reunión de Shanghái le sirvió a Fruturo para contactar a un cliente de Corea de Sur que buscaba banano para abastecer el mercado de ese país. Fruturo concretó el negocio a pesar de que en el lugar había ofertas de exportadores de banano de Asia, África y América Latina.

En diciembre pasado, los compradores coreanos hicieron la visita de rigor a la zona de producción, para conocer el puerto, los cultivos y los procedimientos sobre el manejo de la fruta, los cuales son diferentes a los que se deben aplicar para los despachos a Europa y a los Estados Unidos.

“De esta manera se cerró el negocio para el despacho de 100 contenedores de 20 toneladas cada uno, para este año, de los cuales apenas se han despachado dos”, afirma Londoño.

Pero ese no es el único negocio que Fruturo logró de su participación en la Macrorrueda de Negocios de Shanghái. Acaba de cerrar otro contrato con una cadena de supermercados de Corea del Sur para el envío de 150 contenedores. “A partir de febrero próximo empezaremos a enviar entre 4 y 5 contenedores semanales”.

El banano, debe ser transportado como un producto de alta fragilidad. El barco se demora un mes en llegar a Corea del Sur, y por eso la fruta se recolecta con menos tiempo de maduración que la que se requiere para Europa, pues a su destino debe llegar verde, y para ello se requiere mantenerlo a una temperatura controlada de 13 grados centígrados.

“Una vez la fruta esté en el mercado de destino, el comercializador interno la somete a maduración en cámaras especiales, para que se ponga amarillo antes de entregarlo al consumidor final”, explica Londoño.

Fruturo no produce banano sino que lo adquiere en fincas de pequeños y medianos productores, quienes han mejorado sus ingresos. Este año llegaremos a comprar fruta a unos 20 cultivadores de Apartadó, para cumplir con nuestros compromisos en Europa y Asia.

El interés de los coreanos en comprar banano en Suramérica obedece a la caída de la producción en el sudeste asiático, especialmente Filipinas, que antes abastecía casi la totalidad de ese mercado. A ello se suma el hecho de que Colombia y Corea hayan firmado recientemente un Tratado de Libre Comercio, y por eso es posible vender con arancel cero.

FUTURO PROMISORIO

La empresa paisa ve con buenos ojos su futuro. “Estamos viendo muy buenas oportunidades de exportación de lima a los Estados Unidos, al igual que plátano. Esto sucede porque México ha disminuido su producción y genera espacio para que la fruta colombiana atienda ese mercado”.

Europa también quiere comprar más lima, aguacate y plátano. Adicionalmente, estamos preparándonos para llegar al mercado de Hong Kong con pitahaya y aguacate hass. “Nuestro objetivo es facturar al menos 9.000 millones de pesos este año”, sostiene Londoño.

POR: PORTAFOLIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here