Jefe de sicarios del Clan del Golfo condenado por homicidio de vendedor ambulante.

0
180

Luego de verificar y avalar la aceptación de cargos del procesado, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Apartadó, con funciones de conocimiento, sentenció a 19 años y 10 meses de prisión a Adrián Manco Higuita, alias Manco o Camilo, por el homicidio del vendedor de piñas Víctor Alfonso Salazar González, de 29 años de edad.

La víctima fue baleada por un sicario el 14 de enero de 2018 en el barrio Los Robles del municipio de Carepa (Antioquia). De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía General de la Nación, Manco Higuita ordenó la muerte de la víctima, por instrucciones recibidas de alias Paisano, jefe de las redes urbanas del Clan del Golfo en la región de Urabá.

Alias Manco o Camilo tiene otras dos sentencias condenatorias; una por el delito de concierto para delinquir agravado y otra de 18 años de prisión por el homicidio del labriego Yeison Dubán Carvajal Castaño, de 26 años de edad, perpetrado el 19 de enero de 2017 en la zona bananera de Antioquia.

El próximo 5 de marzo, a las 10 y 30 de la mañana, el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Antioquia realizará audiencia de lectura de fallo en contra del mismo procesado, quien llegó a un preacuerdo con la Fiscalía por el homicidio de José Yilmer Cartagena Úsuga, líder campesino y defensor de derechos humanos en zona limítrofe de los departamentos de Antioquia y Córdoba.

El 11 de enero de 2017, las autoridades hallaron el cuerpo de la víctima en un potrero del municipio de Carepa, con signos de tortura y numerosas heridas por arma blanca en el cuello y la cabeza. En la escena del crimen también fue recuperado un cuchillo.

De acuerdo con la denuncia formulada por los familiares, un día antes del hallazgo del cadáver, Cartagena Úsuga, miembro de la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú (Asodecas), fue bajado de un vehículo de servicio público por varios hombres armados cuando se movilizaba por la vereda Piedras Blancas de citada población de Urabá.

Los investigadores establecieron que el homicidio fue ordenado por el Clan del Golfo y que a la víctima le hurtaron un computador y otras pertenencias para desviar la investigación y hacer pensar que los móviles estaban relacionados con un supuesto robo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here