Con un conversatorio, víctimas del conflicto en Apartadó conmemoraron el primer año del Acuerdo de La Habana.

0
172

En el evento “Así se construye la Paz”, se abrió un espacio para que actores sociales, organizaciones de víctimas, académicos, e instituciones como la Personería Municipal, el Ejército y la policía Nacional, intercambiaran experiencias e información sobre los beneficios que ha traído la firma del acuerdo en este primer año, así como los retos que se avecinan en la medida de su implementación.

Cerca de 70 personas, se dieron cita en el Auditorio Rosalba Zapata de Apartadó, en torno la reflexión propuesta para el Foro, sobre los beneficios que ha traído este primer año de haberse firmado el acuerdo de paz, en el teatro Colón de Bogotá, entre las Farc y el Gobierno Nacional.

Como exponentes de las primeras reflexiones participaron Eliécer Arteaga, alcalde municipal, exmilitante del desmovilizado Ejército Popular de Liberación –EPL-; Alberto Cabrera, coordinador de la ONU en Urabá; Ángela Salazar, elegida para la Comisión de la Verdad, y Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad para las Víctimas Urabá-Darién.

Uno de los aspectos destacados por los exponentes es que no se puede pensar en que en este primer año se resuelvan todos los problemas y barbarie que el conflicto ha generado. Para Eliécer Arteaga” el problema se soluciona buscando acuerdos de convivencia, y uno de los retos es respetar las ideas de otras personas, hay que seguir agotando las energías para que el proceso pueda tener éxito”.

Por su parte Ángela Salazar, insiste en la importancia de vincular más a los jóvenes en el proceso: “uno de los grandes retos es como enseñarles a los jóvenes a cambiar las armas por las palabras, cómo volvemos a creer en el otro, el conflicto nos dejó la desconfianza en el otro”, además de destacar el punto 5, orientado a las víctimas en el acuerdo.

A las intervenciones se sumó la de Elizabeth Granada Ríos quien presentó con datos concretos en el cumplimiento de la misionalidad de la Unidad, las bondades que ha dejado este primer año de paz, al cual denominó un año de construcción, “esta nos es una construcción vertical, es una construcción horizontal donde todos tenemos que aportar, me voy a basar en los registros que construimos con las personerías con las mismas víctimas que son quienes denuncian, falta mucho por hacer, pero no se puede negar que hay una gran calma”.

“Tenemos que en el 2017 el número de víctimas se redujo en un 86 %, no olviden que Apartadó era uno de los principales municipios expulsores de víctimas y en este año de construcción pasaron a ser receptores, algo sin duda está cambiando en el ambiente.”

Al conversatorio, se integraron otras actividades desarrolladas en el marco de esta conmemoración de tipo deportivo, simbólico, como la firma y ratificación al compromiso de construir la paz por parte del sujeto de reparación colectiva La Chinita, realizado en horas de la mañana, en el marco de la capacitación sobre herramientas de comunicación por parte de la Unidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here