93 mujeres de diferentes departamentos se dieron cita para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

0
160

93 mujeres de diferentes departamentos se dieron cita para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que para este año tuvo una actividad de dos días en la ciudad de Quibdó.

“Hoy volvemos a decir que estamos presentes en un proceso de lucha, que sabemos que va a durar mucho tiempo y decimos No Más… pero seguimos trabajando”, resaltó Solangel, una de las representantes de la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas, quien acompañó la jornada del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Representantes de los sujetos de reparación colectiva de mujeres, mujeres que han participado de la estrategia de reparación integral para víctimas de violencia sexual, las representantes de las mesas de participación efectiva departamental y municipal, las cantaoras de Pogue de Bojayá y las mujeres Tejedoras de Vida del programa del Ministerio de Cultura a través del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas fueron las invitadas a este espacio, que durante dos días buscó empoderar a las asistentes.

Empodérate Pacíficamente, nombre de este espacio, buscó, a través de diferentes metodologías, conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con mujeres víctimas en proceso de reparación a través del reconocimiento y empoderamiento en un ejercicio de intercambio de saberes y experiencias.

Yolanda Pinto, directora de la Unidad para las Víctimas resaltó: “nosotras las mujeres somos quienes hemos llevado la mayor carga en este conflicto. Más del 50% de los sujetos de atención hoy son mujeres y hoy, todas juntas, nos unimos para decir no más”.

Zulia Mena, viceministra de cultura, también acompañó este espacio durante la segunda jornada, donde las mujeres víctimas construyeron un muro de la memoria con los elementos trabajados el día anterior. “Yo pongo esta flor como símbolo de vida, como símbolo de florecimiento. A pesar de la adversidad las flores renacen”.

Al cierre de la jornada, las mujeres cantaoras de Pogue de Bojayá a través de sus alabaos (canto tradicional de las comunidades negras), narraron como ha sido su proceso de resiliencia: “con nuestros cantos hemos llevado nuestro mensaje a todo el mundo. Hoy lo traemos a ustedes, mujeres, ejemplo de lucha y de poder”, destacaron en sus cantos.

En Colombia se han registrado 4.872.516 hechos violentos en contra de las mujeres durante el conflicto armado interno. La Unidad para las Víctimas implementa estrategias de atención, asistencia y reparación integral para esta población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here