Francisco Ibarguen Mena “Pachito”: La resiliencia en dos muletas.

0
118

Una casualidad transformada en destino me llevó a recorrer las calles de Riosucio, donde un saludo cálido e inesperado resonó en mis oídos: “Nayith, ¿cómo estás?” Al girar, mis ojos se encontraron con los de un personaje especial, Francisco Ibarguen Mena, conocido cariñosamente por todos como Pachito. En ese instante, supe que había una historia esperando ser contada, una historia de lucha, esperanza y amor incondicional por una tierra que lo vio crecer.

Con sus muletas en mano, este valiente hombre se convierte en un símbolo de fortaleza y amor incondicional por su amada tierra, a pesar de las adversidades que la vida le ha presentado.

Nacido en 1954 en Quibdó, Chocó, y radicado en Riosucio desde los seis años, Pachito ha dedicado su vida al servicio de su comunidad. Su carrera laboral abarca desde trabajar en almacenes de los renombrados comerciantes Betancourt hasta ser piloto de las esenciales lanchas. Educado hasta cuarto de bachillerato, Pachito encontró su verdadera pasión en la ebanistería, el noble arte de crear muebles de madera que habla de la dedicación y el cuidado que pone en cada obra.

Sin embargo, la vida le presentó un reto formidable. A raíz de problemas de circulación, Pachito enfrentó la amputación de una de sus piernas, un cambio drástico que lo obligó a dejar la ebanistería, su gran amor y medio de vida. Este giro no disminuyó su espíritu inquebrantable; con la ayuda de sus muletas, Pachito sigue recorriendo las calles de su querido Riosucio, demostrando que el verdadero apoyo viene del corazón y de la comunidad que lo rodea.

Apoyado por el amor de su familia, quien ha tomado el relevo en el sustento del hogar, Pachito sigue siendo un pilar de alegría y sencillez. Su esposa e hijos han sido su roca, permitiéndole enfrentar las dificultades con dignidad y esperanza. Hoy, a pesar de las limitaciones físicas y los desafíos, su presencia sigue iluminando las calles, recordándonos a todos la importancia de la comunidad, la resiliencia y el amor incondicional.

Pachito, el guerrero de Riosucio, sigue siendo una fuente de inspiración para todos, demostrando que, incluso en los momentos más difíciles, el espíritu humano puede triunfar con el apoyo de aquellos que nos rodean. Para quienes deseen conocer más sobre este extraordinario hombre y compartir un momento de alegría y sabiduría, Pachito abre sus brazos y su corazón, listo para contar las historias que lo han convertido en el tesoro viviente de Riosucio contactalo al 3146362894.

 

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here