Escalada de secuestros en Chocó refleja aumento de crimen en Colombia, con tres casos en menos de un mes.

0
183

El departamento de Chocó se ha enfrentado a una alarmante serie de secuestros en menos de un mes, reflejando un incremento preocupante de este crimen en el país. Entre las víctimas se encuentra Sócrates Curi Perea, un exdiputado de 66 años y tío de la actual gobernadora, Nubia Carolina Córdoba Curi, quien fue secuestrado por cuatro hombres encapuchados en su finca en Tadó. Tras casi 24 horas de cautiverio, Curi Perea fue liberado bajo la presión de operaciones aéreas de la Fuerza Pública.

Este incidente ocurre poco después de la liberación de Jefferson Murillo, delegado de la Registraduría Nacional en Chocó, y su primo Blyderson Arboleda, funcionario del SENA, quienes también fueron secuestrados en circunstancias similares. La rápida respuesta de la Policía y el Ejército Nacional, con sobrevuelos nocturnos y registros en la zona, fue crucial en la liberación de Curi Perea.

Los secuestradores de Curi Perea no se identificaron como miembros de ningún grupo armado conocido en la región, que es disputada por varias organizaciones criminales como el ELN, el Clan del Golfo, y disidencias de las extintas FARC. Un panfleto circulado tras su liberación por la autodenominada Corporación Revolucionaria (CBI) apuntó a Los Zetas, una banda criminal local, como responsables de los recientes secuestros, aunque las autoridades consideran esto como especulación.

El comandante de la Policía en Chocó, Óscar Mauricio Rico Guzmán, descarta la existencia de nuevos grupos dedicados al secuestro, enfatizando que estas acciones son cometidas por miembros de las mismas organizaciones criminales. Las investigaciones siguen en curso para identificar a los responsables de estos actos, que según el comandante, tienen fines extorsivos.

La gobernadora Córdoba ha expresado su preocupación por estos eventos, declarando que el secuestro es incompatible con la paz y constituye una violación de los Derechos Humanos. Hace un llamado a una mayor coordinación en los niveles nacional, internacional y territorial para enfrentar este desafío de seguridad.

Este aumento de secuestros en Chocó es parte de una tendencia preocupante en Colombia, donde el 2023 ha sido el año con más secuestros en los últimos 16 años, alcanzando un total de 331 víctimas. Este incremento en el número de secuestros recuerda a los niveles registrados en 2008, cuando hubo 437 víctimas. La situación en Chocó y en otras regiones de Colombia continúa siendo un grave desafío para las autoridades y la sociedad en general.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here