Artista denuncia plagio en Riosucio: la polémica obra que nunca llegó y el misterio de su contratación.

0
110

En un giro sorprendente que pone en tela de juicio la gestión de recursos y el respeto por la propiedad intelectual en el ámbito público, Carlos Alberto Vanegas Bueno, artista plástico de Apartadó y representante legal de Fénix Ingeniería y Diseño S.A.S., ha interpuesto un derecho de petición formal contra la administración municipal de Riosucio, Chocó. La disputa gira en torno a una obra artística que Vanegas asegura, ha sido plagiada de su creación original titulada “Semillas y Frutos”, conocida afectuosamente como “Yo Amo a Carepa”.

La controversia comenzó cuando se reveló que una obra prácticamente idéntica a la de Vanegas estaba siendo desarrollada para ser instalada en el sector de la Y en la cabecera municipal de Riosucio, sin que exista constancia de contratación o autorización alguna por parte del artista. Este hecho ha levantado serias dudas sobre los procesos administrativos y la transparencia en la gestión de proyectos públicos por parte de la pasada administración municipal.

Vanegas, quien había registrado legalmente su obra en octubre de 2022, otorgándole derechos exclusivos sobre la misma, ha exigido a la alcaldía de Riosucio la presentación de documentos que aclaren la situación contractual de la obra disputada y los responsables detrás de su ejecución. La ausencia de dicha documentación no solo subraya preocupaciones sobre el manejo de fondos públicos sino también sobre el respeto hacia los derechos de autor dentro del sector artístico colombiano.

La denuncia ha resonado en medios regionales, poniendo en evidencia la necesidad de una mayor rigurosidad y transparencia en la contratación pública. Además, destaca la importancia de proteger los derechos intelectuales en Colombia, donde la violación de estos derechos conlleva sanciones severas, incluidas penas de prisión y multas cuantiosas.
Este caso subraya la complejidad del plagio y los derechos de autor, conceptos ampliamente debatidos pero esenciales para garantizar que los creadores reciban el reconocimiento y la protección legal que merecen. El plagio no está definido por la ley, sino que se trata de una construcción doctrinaria. Se dice que lo hay cuando se hace pasar la totalidad o parte de una obra ajena como si fuera propia u original. El plagio puede recaer sobre obras literarias, musicales, audiovisuales y artísticas como dibujos, fotografías u obras arquitectónicas

Pero en sí ¿qué son los derechos de autor? De acuerdo con la Dirección Nacional de Derechos de Autor (Dnda), usted debe empezar por saber que esto es un concepto con facultad jurídica que otorga protección a las obras bien sea literarias, artísticas, científicas o de cualquier índole para reafirmar que dicha creación es de un autor específico y que, por ende, no podrá ser reproducida sin su permiso.

Si la afectación es de carácter moral, es decir, que existe un vínculo entre al autor y su creación, se daría lugar a una indemnización por los perjuicios. Así mismo, podría acarrear penas de prisión de entre 32 a 90 meses y multas de 26,66 a 300 smmlv, es decir, unos $263 millones.
Por su parte, si la violación del derecho de autor genera afectación patrimonial porque se llega a hacer una reproducción pública de la obra, el Código Penal en su artículo 271 estipula penas que van desde cuatro a ocho años y multas de 26,66 a 1.000 salarios mínimos, es decir, hasta $877 millones.

La administración municipal de Riosucio se encuentra ahora bajo escrutinio, no solo para aclarar la situación sino para restaurar la confianza en sus procedimientos administrativos y su compromiso con la legalidad y la ética en la gestión de proyectos que involucran el patrimonio cultural y artístico de la comunidad.

 

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here