Educación en Crisis, pocas garantías para más de 8 mil estudiantes de los municipios de Riosucio y El Nuevo Belén de Bajirá.

0
851

A pesar de que las dificultades en el sector educativo han integrado la mayoría de los pliegos de peticiones en las diferentes movilizaciones sociales, lideradas por líderes campesinos, padres de familias y estudiantes de los municipios del Bajo Atrato. En Riosucio y el recién creado Nuevo Belén de Bajirá, pareciera que ni siquiera las vías de hecho, han despertado el interés de las autoridades por atender la crisis en la educación. Al contrario, a juzgar por el incremento de las protestas estudiantiles; se puede deducir, que las necesidades desatendidas de este sector, se han convertido riesgos coyunturales que amenazan tanto la integridad de los estudiantes, como sus procesos de formación.

 

Establecimientos educativos con notables precariedad en sus infraestructuras, faltas de docentes, de restaurantes escolares, falencias o ausencia de servicios esenciales como Programa de Alimentación Escolar (PAE) y el transporte escolar, hacen parte de las reclamaciones de los estudiantes, padres de familias, líderes y lideresas de estos territorios.

Contrario a lo que se esperaba, en cuanto a la educación; la situación de las comunidades que pasaron a conformar el municipio Nuevo Belén de Bajirá, segregadas de Riosucio, han venido experimentando desatenciones en servicios que recibían, incluso en medio del diferendo limítrofe que, finalmente el departamento del Chocó, le gano a Antioquia.

Es que precisamente la falta del transporte escolar, se ha convertido en el mayor detónate para las movilizaciones estudiantiles. Los riesgos diarios a los que se enfrentan los estudiantes al tener que caminar largas distancias o hacer maniobras para subirse en vehículos del transporte público y de particulares, han desencadenado accidentes mortales como el que dejo sin vida al estudiante Juan José Arrieta Úsuga de 11 años, mientras regresaban a casa desde la Institución Educativa Simón Bolívar de la vereda Playa Roja en el Nuevo Belén de Bajirá.

 

A pesar del riesgo inminente, este año prácticamente no se ha brindado el servicio de transporte escolar, en consecuencia los casos de niños, niñas y adolescentes accidentados continúan al orden del día, y, sin ninguna respuesta esperanzadora por parte de las autoridades; más allá de los ya conocidos rifi – rafe entre el alcalde encargado de Belén de Bajirá Henry Chaverra, quien afirma que los recursos de educación continúan llegando a Riosucio, mientras que Conrad Valoyes el alcalde de este municipio, se niega a invertirlos aduciendo que incurriría en un delito.

La protesta estudiantil como único mecanismo de presión se ha extendido tanto a las comunidades del sector rural, como a las cabeceras municipales. De hecho, ha logrado reunir tanto a los dos alcaldes de Riosucio y el Nuevo Belén de Bajirá, como a la Gobernación del Chocó. Sin embargo, se podría decir que, más allá de que estos encuentros se convirtieran en soluciones definitivas, se han tornado más bien en escenarios de incumplimientos por parte de las autoridades.

 

En el caso más reciente los estudiantes de las diferentes instituciones educativas en Riosucio, marcharon por las calles, realizaron un plantón en la alcaldía municipal y completan varios días de paro, para exigir la reactivación del PAE.

Con pancartas, arengas y portando sus respectivos uniformes; estudiantes de las sedes principales de las instituciones educativas de Riosucio; el pasado martes 22 de agosto, se tomaron las calles de la cabecera municipal para exigirle a las autoridades, la reactivación del Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Desde que regresaron de vacaciones tanto los estudiantes de Riosucio, Belén de Bajirá y demás municipios del Chocó en excepción de Lloró, no han vuelto a recibir los alimentos del PAE. La crisis con este el programa, de acuerdo con Martin Escobar Arroyo, coordinación de educación del municipio de Riosucio; obedeció a una desfinanciación por parte de la Unidad administrativa especial de Alimentación Escolar – Alimentos Para Aprender (UAPA), afectando la prestación del servicio en varias regiones del país, como Chocó, Buena Ventura y Córdoba.

 

Cabe resaltar que el paro y la movilización de los estudiantes, que se adelanta desde el pasado martes en Riosucio, proviene del encuentro que adelantaron en días pasados los diferentes personeros estudiantiles, en representación de las cuatro instituciones educativas de este municipio: Nuestros Esfuerzos, La Presentación, Liceo Saulo Sánchez Córdoba y la Antonio Ricaurte, que finalizó con el llamado de atención por parte de los líderes estudiantiles a las autoridades para atender las diferentes problemáticas de infraestructura y la reactivación del programa de Alimentación Escolar (PAE) dado a su importancia en el desarrollo de las jornadas académicas.


Frente a ese pronunciamiento de los personeros estudiantiles, al consultar a Escobar Arroyo, coordinador de educación de Riosucio, manifestó que se tenía previsto iniciar con la prestación del servicio del PAE en la tercera semana de agosto, según y la respuesta que recibió por parte de la secretaria de integración social de la gobernación del Chocó, ente supervisor para el PAE en los 29 municipios desertificados del departamento, incluyendo Riosucio.

Pese a esto, Boris Andrés Peña Mosquera, secretario de Integración Social de la Gobernación del Chocó, a través de un comunicado con fecha del 22 de agosto, dirigido a los municipios de Riosucio y Belén de Bajirá, informó que “Pese a que se tenía previsto retomar la prestación del servicio del Programa de Alimentación Escolar (PAE) el día martes, 22 de agosto, no fue posible iniciar la operación debido a aspectos técnicos relacionados con el proceso de contratación”El comunicado concluye diciendo que: “Se espera que una vez suscrito el contrato el 31 de agosto se dará inicio en el menor tiempo posible al servicio”

Así las cosas, queda esperar por conocer cuál será la decisión de los líderes estudiantiles, que de hecho se mostraron inconformes con la respuesta de la Gobernación del Chocó y esperan un próximo encuentro con Martín Escobar coordinador de educación del municipio para definir si el paro continuará o no.

Y de la cabecera municipal de Riosucio pasemos a zona rural del Nuevo Belén de Bajirá, donde se ha Declarado Paro estudiantil indefinido en Cuchillo Blanco, Chocó, donde denuncian negligencia y posible actos de corrupción en la educación.

Desde el pasado 22 de agosto en el Centro educativo de Cuchillo Blanco, la comunidad educativa protesta debido a las condiciones de la única institución educativa del corregimiento, que a pesar de contar con más de 420 estudiantes matriculados, la escuela sólo cuenta con dos docentes activos.


La personera estudiantil manifestó que, prefiere perder el año y seguir en paro hasta tanto se le brinden soluciones a las problemáticas del Centro educativo.

En este corregimiento perteneciente al municipio de Nuevo Belén de Bajirá, ha sido el epicentro de una grave denuncia que ha llevado a un paro estudiantil indefinido. La comunidad educativa de la zona ha levantado la voz contra una problemática que los aqueja desde hace cinco años y que, según afirman, ha sido ignorada a nivel municipal, departamental y nacional.

La comunidad denuncia que faltan al menos ocho docentes para cubrir las necesidades del plantel. A esto se suma una situación aún más preocupante: según los denunciantes hay docentes que, fueron nombrados hace cinco años con contratos temporales, pero la comunidad no ha visto ni a los docentes titulares ni a sus reemplazos. Esto ha levantado sospechas de un posible caso de corrupción.

Además, asignaturas fundamentales como ciencias sociales, español, inglés y afrocolombianidad carecen de profesores. Es especialmente llamativo que, en una región con una rica tradición afrocolombiana y en una institución con vocación agrícola, no haya un docente especializado en estos temas.

Desde la vereda Macondo, que cabe mencionar que hizo parte de los territorios que el Chocó rescató del dominio Antioqueño, denuncian que la escuela de la comunidad no cuenta con el servicio de energía eléctrica.

 

Lo más preocupante es que mientras se agudiza la crisis en la educación de los municipios de Riosucio y El Nuevo Belén de Bajirá, no se vislumbran soluciones, la incredulidad reina en las comunidades porque son muchas las manifestaciones incluyendo las que han permitido la conformación de mesas de diálogos, pero con pocos los resultados.
Sin los docentes completos, con el riesgo de que las escuelas se desplomen, pero además para los estudiantes provenientes de familias con limitados ingresos económicos no es solo recibir clases con hambre, cuando como en este momento se suspenden los servicios de los restaurantes escolares, sino que también se vean obligados a recorrer enormes distancias sin alimentarse adecuadamente.


El Centro educativo Cuchillo Blanco recibe a los estudiantes de comunidades como La Línea, Calle Larga, Villanueva, de las diferentes fincas o parcelas, incluso a diario recibe a los estudiantes de la comunidad de California a más de dos horas de distancia.

Ante esta situación, la comunidad educativa ha decidido unirse y manifestarse en respaldo al cese de actividades académicas. Exigen soluciones concretas y no descartan trasladar su protesta hasta el municipio de Riosucio si no se atienden sus demandas.


Las miradas ahora están puestas en las autoridades educativas del Chocó y el Ministerio de Educación Nacional. La pregunta que resuena es: Cuándo se atenderán las necesidades educativas de estos municipios donde educarse ha dejado de ser un derecho a convertirse en una lucha constante contra tantas problemáticas.

 

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here