Esperando las promesas del alcalde de Riosucio Chocó, desplazados de Pava vivirán otra Navidad en el Albergue.

25 familias de la comunidad de pava en la sub cuenca de Quiparadó, cuenca del Truandó en el municipio de Riosucio Chocó, se vieron obligadas a salir desplazadas hasta la cabecera municipal, el 28 de marzo 2017.

Las cerca de 100 personas se albergaron inicialmente en las instalaciones donde debería funcionar la plaza de mercado, días después, las autoridades dispusieron de unas estructuras educativas (aulas temporales) donde se ubicarían a estas familias por un tiempo de 3 meses.

Las familias sobrevivientes de Pava, vieron cambiar drásticamente su habitad. Pasaron de disfrutar de los frutos de su territorio, donde en medio de todas las necesidades propias de los campesinos de este sector de la geografía colombiana, Vivian en relativa paz y en propiedad. Ahora su entorno se reduce a una estructura que se cae por partes y donde los accidentes o caídas por el mal estado del piso hacen parte ya de la cotidianidad.

Desde entonces en ese albergue improvisado sobreviven las 25 familias desplazadas de Pava, en el que además de la desidia del mandatario de turno, se le suman los eventos naturales: Un fuerte aguacero provoco la caída de una de los salones habitado por una de las familias; y últimamente los temblores han acrecentado el pánico por el riesgo latente de colapso de la estructura.

La situación de los desplazados de Pava, ha movido la solidaridad de organizaciones del interior del país. Una fundación con sede en Bogotá, desde principio del 2021 espera que por parte de la administración municipal, se done un lote escriturado para así, desarrollar un proyecto de vivienda y beneficiar a estas familias.

A pesar de que el mismo alcalde del municipio Conrad Valoyes Mendoza, ha manifestado su interés por ayudar a estos desplazados, solo hasta el pasado 29 de octubre se realizó un acto protocolario de sorteo de los terrenos, justo en un lote ubicado al frente de la cancha municipal, en inmediaciones del proyecto de vivienda la misericordia de Dios, en el barrio el Paraíso.

Aunque vale la pena recordar que el mandatario en una entrevista concedida a Astrid Yoela de NOTIRIOSUCIO, en septiembre de este año, aseguró que antes de acabar ese mes, él mismo, entregaría los títulos a cada una de estas familias desplazadas, lo que evidentemente no pasó.

Pero el proyecto de vivienda que la fundación de Bogotá, ofreció formular, construir y posteriormente entregar a las familias de Pava, continúa en el limbo. A punto de cumplirse un año del ofrecimiento de la organización; la alcaldía de Riosucio, a la fecha no se ha pronunciado frente a las escrituras de los lotes; único requisito para el inicio de la construcción de las viviendas.

Mientras tanto la mayoría de las familias manifiestan su gran temor de continuar albergadas en las aulas temporales, pero las consume la impotencia pues viven un gran dilema, ya que si deciden desocupar el albergue les tocaría dormir en la calle.

 

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here