Alianza interétnica para la Paz: la unión de pueblos indígenas del Caribe y el Pacífico.

Foto: Organización Indígena Kankuama

La alianza busca fortalecer la autonomía económica, entre otras, de comunidades en el Cesar, La Guajira y el Chocó.

En la Sierra Nevada de Santa Marta nació la Alianza interétnica para la Paz, una iniciativa liderada por la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (Afrodes) y la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), con apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La alianza, que tuvo como escenario el corregimiento de Chemesquemena, en territorio Kankuamo, norte de Valledupar, busca fortalecer la autonomía, el autogobierno y las economías comunitarias (economías propias) de los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes en la región Caribe con epicentro en los municipios de Valledupar (Cesar), Barrancas y Riohacha (La Guajira) y la región Pacífica, los municipios de Riosucio y Juradó (Chocó).

“Con esto le estamos apostando a contribuir a los acuerdos de paz, al ejercicio de liderazgo de las organizaciones indígenas y afrodescendientes. Buscamos generar una capacidad instalada en estas organizaciones para que ellas mismas sean actoras de sus propios desarrollos”, afirmó Jaime Luis Arias Ramírez, cabildo gobernador kankuamo.

En el encuentro los representantes de diferentes entidades adquirieron el compromiso de apoyar las iniciativas que en el marco de las alianzas que se vayan ejecutando.

“Buscamos fortalecer las cadenas de valor para que se puedan implementar estrategias de generación de ingresos y fortalecimiento socio-empresarial. Todo esto es para mejorar la calidad de vida, es un ejercicio piloto de cómo se debe implementar el capítulo étnico en los acuerdos de paz”, explicó el líder kankuamo.

Este evento contó con la participación de Larry Sacks, director de la USAID; los altos consejeros de la Alianza Interétnica, Jaime Enrique Arias y Marino Córdoba Berrío; la directora del Programa, Leidy Angulo Martínez; el consejero mayor de la ONIC, Orlando Rayo Acosta; el cabildo gobernador Kankuamo, Jaime Luis Arias Ramírez; el comisario mayor del pueblo Kogui, José Gabriel Alimaco.

La alianza también cuenta con el respaldo del alcalde de Valledupar, Mello Castro González; la alcaldesa de Juradó (Chocó), Jenny Rivas; la delegada del Departamento Nacional de Planeación (DNP) Adriana Ariza; la coordinadora del PDET Sierra Nevada-Perijá, Elvia Mejía; el delegado de Asuntos Étnicos Agencia Nacional de Tierras (ANT), Eugenio Arias, y representantes de las organizaciones indígenas y afrodescendientes beneficiarias de los cinco municipios.

Durante el acto se le rindió homenaje al fallecido líder kankuamo y consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, quien fuera el impulsor de esta Alianza como parte de la apuesta de implementación del Capítulo Étnico del Acuerdo de Paz, suscrito entre el Gobierno Colombiano y las Farc-EP.

Allí se recordaron sus palabras en favor del sueño colectivo de las comunidades étnicas del país.

“Los Pueblos Indígenas hemos sido, somos y seremos constructores de paz con justicia social y ambiental. Seguimos luchando fuerte para consolidar la gestión con resultados. Cuenten siempre con nosotros para la paz, nunca para la guerra”.

Cortesía Radio Nacional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here