Víctimas de Osaka en Carepa piden que el país conozca lo que sucedió y no olvidar a las Víctimas de la masacre.

0
238

Los sobrevivientes acudieron al llamado de la Unidad ante la importancia de acompañar a las víctimas en este aniversario.

En la sala de juntas de la sede de la Unidad en Apartadó se llevó a cabo un diálogo con víctimas de la masacre Osaka, trabajadores bananeros y la directora de esta territorial, que coincidieron en la importancia de visibilizar lo ocurrido para que no se repita y avanzar en el restablecimiento de sus derechos.

José Humberto Moreno, uno de los asistentes y quien perdió a su compañera, no olvida esta fecha, y a pesar de que las actuales circunstancias impidan la realización de un acto conmemorativo en el lugar donde ocurrieron los hechos, quiere alzar su voz para que se haga memoria.

“En esta masacre perdí a 11 compañeros, entre ellos mi esposa Miriam Padilla León. Este domingo 14 de febrero se cumplen 25 años de dicha masacre y es por eso por lo que queremos conmemorar, recordar a esos compañeros que perdieron la vida un día madrugando a trabajar para conseguir el sustento de su familia” recuerda Humberto.

La mañana de la masacre, 45 trabajadores bananeros se trasladaban, como de costumbre, en los buses hacia su lugar de trabajo, la finca Osaka, ubicada en Carepa, cuando integrantes del Frente Quinto de la entonces guerrilla de las Farc los obligaron a bajarse del vehículo y comenzaron a indagarlos. Anticipándose a lo que sucedería, algunas personas intentaron huir, pero fueron alcanzadas por las balas. Los cuerpos de 11 trabajadores quedaron tendidos en el sitio.

Desde entonces, las 25 sobrevivientes promovieron una iniciativa que resolvieron llamar “Memorias que Renacen”, en la cual participan cerca de 25 personas, apoyadas por el Centro de Memoria Histórica y el municipio de Carepa, con lo que buscan dignificar la memoria de las víctimas y ser incluidas en la agenda nacional como un hecho emblemático que no debió ocurrir.

“Como homenaje a ese hecho, queremos avanzar con el objetivo de lograr la reparación; con el apoyo de la Unidad para las Víctimas y la Defensoría del Pueblo, estamos haciendo las gestiones pertinentes con miras de lograr ese objetivo. Esperamos contar también con el apoyo de las diferentes entidades que nos han acompañado en este proceso” expresó Julio Pantoja, trabajador bananero.

Por su parte, Elizabeth Granada Ríos, directora de la Territorial Urabá Darién, manifestó: “abrimos este espacio con las víctimas, en el cual pudimos acompañarlas y verificar nuevamente sus procesos; a muchos se les dio respuesta en esa primera atención, y también se les resolvieron inquietudes con el apoyo de la Defensoría del Pueblo sobre la ruta de reparación colectiva”.

En una primera jornada de atención realizada por la Unidad a víctimas de la masacre, y de otros hechos victimizantes en la finca bananera Catalina de Carepa, se permitió brindar atención y orientación integral a esta población, en sus procesos de registro, solicitud de atención humanitaria, agendamientos para asistencia, y agendamiento para reparación, logrando orientar y tramitar 100 solicitudes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here