S.O.S por inundaciones, Alcaldes de Medio y Bajo Atrato unidos.

La última inundación inició en noviembre de 2020, en la actualidad más de 20 mil familias habitantes de los municipios ubicados en la parte media y baja del Atrato continúan con las aguas sobre sus localidades y comunidades ribereñas.
 
Las inundaciones producto del desbordamiento del Atrato son constantes, cada año se presentan hasta tres eventos de esta naturaleza, afectado la movilidad, la economía y causando afectaciones en cultivos y la salud de las poblaciones afectadas.
 
Tan solo en Riosucio Chocó, las últimas inundaciones han ocasionado el fallecimiento por inmersión de alrededor de 25 niños en un rango de 0 hasta 7 años de edad.
 
Cómo respuesta al clamor de su gente los alcaldes de Vigía del Fuerte Felix Neftelio Santos Pestaña y de turbo Antioquia Andrés Felipe Maturana en conjunto con sus similares de Carmen del Darién Pedro José Mena Maquilón y de Riosucio Chocó Conrad Valoyes Mendoza, se unieron para despertar la atención del gobierno nacional frente a esta problemática.
 
El Atrato como vía nacional es responsabilidad del gobierno central a través del Instituto Nacional de Vías (INVIAS) quien debe garantizar su navegabilidad y gracias a la sentencia T 622 que lo declara como sujeto de derechos ordena a otras instituciones del orden nacional, regional y local a atender las afectaciones de este el tercer rio más importante de Colombia y uno de los más caudaloso del mundo.
 
Aunque en la actualidad INVÍAS realiza intervenciones en una de las desembocaduras del Atrato (bocas de Coquitos) con una profundidad de 4,5 metros y una longitud de 2 kilómetros y medio, los mandatarios piden al gobierno nacional que también se intervengan las bocas de Matuntugo, Leoncito y el Roto, para generar un equilibrio hidrológico y prevenir los desbordamientos del río.
 
El Atrato desde su nacimiento en el cerro del plateado hasta su desembocadura en el golfo de Urabá recorre 650 kilómetros y un caudal de 4,900 metros cúbicos por segundo. Recibe las aguas de afluentes como Murindó, Ipurdú Jiguamiandó, curbaradó. domingodó, Truandó y salaquí. Pero también en este recorrido arrastra incalculables cantidades de sedimentos producto de la minería ilegal, la tala indiscriminada del bosque y otras malas prácticas ambientales.
 
Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here