La Unidad de Restitución de Tierras implementa modelo de Demanda Electrónica en todo el país.

• La herramienta tecnológica fue diseñada por la Unidad de Restitución de Tierras, adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en articulación con el Consejo Superior de la Judicatura y el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa Justicia para una Paz Sostenible.

• Durante siete minutos y sin desplazarse a los despachos judiciales se formalizó la implementación de la demanda electrónica en Apartadó, en la subregión del Urabá; con esta oficina la herramienta empezó a operar en todas las sedes de la Unidad del país.

• Dentro del proceso de implementación para Urabá, se presentaron 39 demandas electrónicas que buscan resolver 47 solicitudes sobre predios ubicados en siete municipios de esa zona y el Darién chocoano.

El director de la Unidad de Restitución de Tierras Andrés Castro, anunció que la entidad culminó la implementación de la Demanda Electrónica en todas las direcciones territoriales del país. Con el cierre de la presentación en la Dirección Territorial de Apartadó fueron admitidas por esta vía 39 demandas de la subregión del Urabá y el Darién chocoano.

El trabajo ha sido orientado desde la Dirección Jurídica de la Unidad, con el apoyo de la Oficina de Tecnologías de la Información logrando que a la fecha se haya implementado la modalidad de demanda electrónica en las 22 oficinas de la entidad. Esto deja como resultado 1.149 demandas que reúnen 1.796 solicitudes de restitución que hoy están en manos de los jueces y magistrados especializados de restitución de tierras. Este proceso ha hecho posible que se profieran 192 sentencias que permite que víctimas de la violencia regresen a cerca de 2.500 hectáreas.

La Demanda Electrónica es una herramienta de innovación que pone el uso de las nuevas tecnologías al servicio de los reclamantes de tierras. Entre las ventajas de la demanda electrónica están: economiza un promedio de cuatro horas por cada proceso radicado; se ahorra papel, insumos de oficina y costos en transporte. Este hecho es histórico para el país pues significa poner la tecnología al servicio de las víctimas del campo, una de las apuestas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

El director Castro afirmó que este es un hecho en materia de modernización del Estado, transformación digital y ratifica el compromiso de restablecer los derechos de las víctimas de la violencia. “La Demanda Electrónica permite un mayor control de la información que se suministra a los jueces y magistrados para definir la calidad de víctima y el derecho a la restitución de un predio. Además, agiliza el proceso, ahorra tiempo y optimiza los recursos públicos”, agregó.

Por su parte, Mónica Rodríguez Benavides, directora del área judicial de la Unidad de Restitución de Tierras, señaló que este es un paso importante en la política restitutiva, “hoy radicamos la primera demanda de la Dirección Territorial Apartadó, y con esto ya todas nuestras direcciones pueden radicar demandas vía electrónica, es una buena noticia para la Unidad, para los Jueces especializados en restitución y los magistrados, pero también para nuestras víctimas que son el objeto de nuestra política de restitución (…) la reflexión es que se pueden hacer cosas muy buenas al trabajar por un mismo objetivo, es un ejercicio de innovación digital”.

Para el caso de Urabá, los procesos corresponden a 39 demandas que representan 47 solicitudes que buscan restituir predios en los municipios de Mutatá, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, Arboletes (Antioquia) y Riosucio (Chocó), que podrían beneficiar a 191 reclamantes y sus familias con más de 1.100 hectáreas.

“Logramos radicar una demanda solamente en siete minutos, un corto tiempo comparado a lo que sería hacerlo de manera presencial. Hemos trabajado en medio de este aislamiento preventivo, no hemos parado y seguiremos haciendo nuestro mayor esfuerzo para cumplirle a las víctimas de despojo y abandono forzado”, afirmó Dayra Reina Hernández, directora territorial de la Unidad en Apartadó.

El ejercicio de implementación final contó con la participación de Oscar Orlando Guarín, juez primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Apartadó, quien explicó que este esfuerzo se extiende a los reclamantes, “implementar la demanda electrónica justo en medio del aislamiento preventivo, es dar una luz y celeridad a los procesos y en definitiva dar una respuesta oportuna a las víctimas”, puntualizó.

De esta manera, la Unidad cumple con el propósito de implementar la Demanda Electrónica en todo el país y poner la tecnología al servicio de las víctimas, apuntándole a la modernización del Estado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here