Denuncian que más de 3 mil habitantes del Chocó no tienen centro de salud.

Más de 3 mil 500 habitantes del municipio de Lloró en Chocó, están en riesgo debido a las precarias condiciones de los centros de salud de corregimientos como Villa Claret, La Vuelta y Boraudo, que no tienen insumos para atender ni siquiera una emergencia básica.

En este municipio, dos de los siete pacientes confirmados con COVID-19, fallecieron por complicaciones en la atención médica. Las paredes están llenas de hongos y la única camilla está oxidada, no hay material para que las enfermeras realicen curaciones, ni baterías sanitarias.

El personero de Lloró, Fredy Abadía denunció que los pacientes deben ser trasladados hasta Quibdó en un trayecto que demora por lo menos cuatro horas. Explicó que además de los factores de riesgo asociados a la pandemia por el coronavirus, se les suman otros vectores.

Abadía señaló que luego de recibir varios videos de la comunidad en los que evidenciaba las dificultades en las instalaciones de los centros encargados de la primera atención, realizó una visita a la zona donde “se observan las precarias condiciones en las que trabajan las enfermeras, hay abejas y mosquitos, no hay agua potable y esto pone en riesgo a las comunidades que deben esperar un traslado”.

La congresista por el partido de La U, Astrid Sánchez, alertó sobre la necesidad de asistir a estas comunidades, que no tienen recursos propios para dotar los centros de salud. De hecho el sitio en el que funciona la IPS de la cabecera urbana, es arrendado.

Sánchez señaló que “hay muchos centros de salud de Chocó que no tienen ni una pastilla para atender a las personas. La gente se nos está muriendo porque no tienen una salud digna”.

Fuente: Sistema integrado de información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here