Territorial Urabá-Darién promueve el buen trato a las personas mayores.

0
247

Esta dependencia de la Unidad para las Víctimas, con jurisdicción en Antioquia y Chocó, se vincula a la conmemoración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Este 15 de junio, la Unidad para las Víctimas, dirección territorial Urabá-Darién, se une a la conmemoración, del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez, con el propósito de dignificar y visibilizar a las personas mayores víctimas del conflicto armado, promoviendo el buen trato y valor que se les debe dar como sociedad.

En las subregiones del Urabá antioqueño y el Darién chocoano, como en otras zonas del país, las personas mayores han sufrido los rigores de la guerra, y representan el 10 % de la población víctima en esta zona del país.

“Cada año, la Unidad visibiliza esta fecha y exalta la labor e importancia que las personas mayores tienen para la sociedad y lo que han aportado en la construcción de la misma. Nos unimos e invitamos a promover el buen trato hacia las personas mayores y a rechazar y denunciar cualquier tipo de violencia o maltrato contra ellos”, manifestó Elizabeth Granada Ríos, directora territorial Urabá-Darién.

La Unidad destaca el empoderamiento y el liderazgo ejercido por los mayores con representatividad en la Mesa de Participación Efectiva de las Víctimas. Este espacio les permite aportar desde su experiencia y adquirir habilidades para conocer e interpelar sobre sus derechos como víctimas.

Migdonio Eurípides Asprilla, de 73 años, es el representante de las personas mayores en la mesa de víctimas de Apartadó. Desde sus vivencias y su liderazgo en este espacio, siente que ha aprendido mucho y que ha aportado a quienes acuden a él.

“Inicié en el 2016 ante la Unidad para las Víctimas como representante de los adultos mayores, y lo más importante que he trabajado, no solamente con los mayores sino con todas las personas, es darles capacitación y hacerles reconocimiento de los derechos que nos pertenecen en eso hemos trabajado desde la mesa, en las veredas y donde nos ha tocado hacer actividades”, expresó Asprilla.

Considera que, aunque aún falta más respuesta a muchas garantías a los mayores, su liderazgo y los de otros representantes de la mesa han influido para ser tenidos en cuenta y priorizados en la política pública de víctimas.

El desplazamiento y homicidio son los hechos violentos que más ha declarado la población mayor víctima en el Urabá y el Darién. La Unidad ha priorizado la ruta de indemnización para mayores mediante la resolución 1049 de 2019, además desde el enfoque diferencial, se ha articulado con otras entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Fiscalía General de la Nación, entre otras, para prevenir y denunciar cualquier maltrato contra las personas mayores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here