62 comunidades de Riosucio (Chocó) priorizadas dentro del proyecto Zonas no Interconectadas – ZNI.

0
322

A mediados del 2019 la administración municipal de Riosucio, firmó un convenio con la Empresa Colombiana de Energía EMCOLEN para beneficiar con el servicio de energía eléctrica a comunidades no interconectadas de las cuencas de los ríos Salaquí, Truandó y Cacarica.

Según y explicó Daniel Mosquera, de la Secretaria de Agricultura y Medio Ambiente Municipal (SAMA) para la época, EMCOLEN entregó alrededor de 26 plantas eléctricas, reparo y puso en funcionamiento otras plantas Eléctricas que poseían algunas comunidades y además realizo la instalación o ampliación de redes eléctricas en el mismo número de comunidades.

El ex funcionario que fue delegado por la pasada administración municipal, para articular con EMCOLEN, manifestó además que al momento de hacer la entrega a la actual administración alrededor de 2.700 galones del combustible que subsidia el ministerio de Minas y Energía, que entrega a través de la Empresa para el abastecimiento de los generadores de energía eléctrica que estaban en funcionamiento hasta la fecha.

De acuerdo al informe de Mosquera hasta el 26 de febrero del 2020 las comunidades que contaban con el servicio de energía eléctrica por medio del convenio y las que estaban en espera, eran:
En salaquí – Funcionando Isleta (una de las comunidades que ya contaba con planta, solo se puso en funcionamiento), San José de Tamboral, Barranco, Salaquisito y Playa bonita – Con planta y redes, pero sin funcionar: Coco Arena, Villa Nueva Tamboral, Playa Aguirre, Caño Seco, Río ciego, Regaderos y El guineo.

En Truandó Funcionando: Marcial, Pichindé, Bocas de Taparal y Clavellino. Pendiente por planta: Jagual, La Nueva, Pava y Truandó Medio.

En Cacarica – Funcionando: San José de Balsa, Puente América, Bijao Cacarica, Bocas del Limón (tenía planta fue reparada), Nuevo Espacio y Nueva Vida Pendientes: Teguerre, Bogotá, Boca Chica.

Un diagnóstico del Ministerio Nacional de Minas y Energías revela que La prestación del servicio de energía eléctrica en las ZNI sigue siendo un reto en materia de sostenibilidad técnica, económica, social y ambiental.

Las condiciones de estas zonas, principalmente su dispersión y vulnerabilidad al conflicto, así como las oportunidades de aprovechamiento de sus recursos naturales, hacen que sigan estando como prioridad dentro de la política pública del país mediante propuestas, mecanismos y proyectos que buscan promover su desarrollo y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Para conocer el estado actual del proyecto hablamos con Luis Fernando Gonzalez Lascarro, actual secretario de la SAMA Riosucio, quien nos contó ¿Cómo avanza el proyecto de electrificación rural, cuentas comunidades en total están recibiendo el servicio en la actualidad y el tema del combustible?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here