Ordenan el cierre de clínica en Apartadó por tres casos de COVID-19.

En el municipio se decretó toque de queda y ley seca.

En Apartadó, las autoridades confirmaron que hay tres nuevos casos de COVID-19. Se trata de un paciente atendido en una clínica del municipio y dos personas más que lo asistieron. Por este motivo, el centro asistencial fue cerrado.

Alonso Álvarez, secretario de Inclusión Social de ese municipio del Urabá antioqueño, informó que tras detectarse estos casos, se hizo un cerco epidemiológico para establecer si hay más personas contagiadas. Aclaró que la clínica ya estaba en proceso de liquidación y tiene algunas denuncias por el no pago de salarios y por no cumplir con los protocolos de bioseguridad.

“Ante esta situación se sigue con el cerco epidemiológico. Se hicieron las pruebas al núcleo familiar, y en la clínica estamos tomando muestras a otras personas que pudieron entrar en contacto con el paciente y con las personas positivas. La clínica tenía algunas denuncias e incumplimientos, por eso estaba en proceso de liquidación y ya habían reportado la novedad para cerrarla. Estas denuncias se hicieron ante el Ministerio de Trabajo y la Superintendencia Nacional de Salud”, explicó.

Precisamente para evitar más contagios en el municipio se decretó la ley seca y el toque de queda, durante este fin de semana que terminó este lunes a las 4 de la mañana.

Entre tanto, en Sabaneta fue sellado un call center al confirmarse dos casos de coronavirus, estos corresponden a dos empleados del lugar ubicado en Sabaneta, el cual fue sellado porque la empresa no cumplía con las normas de bioseguridad.

John Estrada, secretario de Salud de ese municipio del sur del Valle de Aburrá, detalló que en el lugar trabajan 1.100 empleados, pero cerca del 80% están laborando desde sus casas. Aclaró que los dos casos quedan reportados en Medellín, que es donde residen las dos personas contagiadas.

Fuente: Sistema Integrado de Información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here