Fuerzas Militares capturan en Carmen del Darién a alias Martín, segundo cabecilla de la subestructura Pablo José Montalvo Cuitiva del Clan del Golfo.

Alias Martín es señalado de ser el responsable del asesinato del líder indígena Aquileo Mecheche y los tres escoltas de la Unidad Nacional de Protección.

En desarrollo de operaciones militares y policiales desplegadas de manera sostenida contra los factores de criminalidad en el departamento del Chocó, y en atención a las alertas tempranas n.° 019, 027 y 068 de 2019, en las últimas horas fue capturado un sujeto al parecer segundo cabecilla de la subestructura Pablo José Montalvo Cuitiva, del grupo armado organizado Clan del Golfo.

La operación se realizó en el corregimiento de Montaño, en Carmen del Darién, Chocó, cuando uniformados del Ejército, la Armada, la Policía y la Fiscalía recibieron información de la Red de Participación Cívica acerca de que el sujeto señalado de ser alias Martín estaría en esta zona, con dos de sus hombres de confianza, al parecer coordinando acciones terroristas. Al verse sorprendido por las tropas, trató de huir, pero cuando vio que fue abandonado por sus hombres se entregó a las autoridades.

Alias Martín de 29 años de edad, según las autoridades, tiene un historial delictivo de aproximadamente nueve años en la organización criminal. Este sujeto sería el encargado del narcotráfico, extorsión y demás rentas ilícitas de esta subestructura en Carmen del Darién, Riosucio, Salaquí, Bojayá, Juradó, Vigía del Fuerte, Opogadó, Truandó y límites con Turbo y Murindó, en Antioquia; además, controlaría las rutas del narcotráfico y asesinatos selectivos.

Alias Martín es señalado también de participar en el asesinato del líder indígena Aquileo Mecheche y los escoltas de la Unidad Nacional de Protección en el 2019. Además, del asesinato de un menor de edad en Riosucio. Este sujeto estaría bajo las órdenes de alias Monseñor, principal cabecilla de la subestructura Pablo José Montalvo Cuitiva, del Clan del Golfo. Tenía anotaciones judiciales por el delito de concierto para delinquir, y fue dejado a disposición de las autoridades competentes para iniciar su proceso de judicialización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here