Una mirada a Riosucio – Chocó en las inundaciones.

En medio de la inundación en Riosucio, continúa campaña “cero muertes de niños por inmersión”.

El Río Atrato inicio a creer a mediados del mes de noviembre, entrado diciembre las calles del municipio de Riosucio estaban sumergida.

Las inundaciones del Atrato se presentan hasta dos veces en el año, y aunque en medio de su inocencia los niños se muestran felices al poder, nadar, pescar y disfrutar de otros juegos en el agua, también son los más afectados.

Solo en la inundación del año pasado, dos niños murieron ahogados, lo más lamentable es que no se trata de hechos aislados, sino que al contrario es el saldo más triste en las pérdidas ocasionadas tras los constantes desbordamientos del Río Atrato que inunda los municipios de su zona baja.
En esta temporada de navidad y fin de año, los medios nacionales reportan los casos de niños que sufren quemaduras con pólvoras Hasta la fecha, según el boletín número 10 del Instituto Nacional de Salud (INS), en todo el país se han registrado 135 lesionados con pólvora.
En cuanto a menores de 18 años se presentan 42% menos que en 2018 cuando iban 81 casos.

Las autoridades especialmente el instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF lideran campañas de prevención, endurecen las sanciones en contra de los padres o mayores responsables del cuidado de los niños afectados por el uso de pólvora, en busca de reducir los casos.
Pero los niños sin importar si son de la ciudad o del campo, si sufren de quemaduras o maltratos, merecen la misma disponibilidad de la familia, la sociedad y el estado colombiano, para el restablecimiento de derechos y la misma disposición de garantías para el goce efectivo de los mismo.

Tras este concepto, la sociedad Riosuceña se pregunta ¿porque la institucionalidad de este país, que conoce bien las cifras de muertes de niños por inmersión en el municipio y que los casos se han ocasionado en medios de las inundaciones; no muestra interés por atender de raíz el riesgo en el que viven los niños y niñas de este sector de la geografía chocoana?

Hoy nuevamente el Atrato se desbordo, la tala indiscriminada y la minería ilegal, son algunas de las causas de las sedimentaciones en el cauce y su desembocadura en el Golfo de Urabá, las aguas represadas inundan las poblaciones de la parte baja del único río sujeto de derechos del país, en cuyas aguas yacen decenas de niños que dejaron de respirar por descuido de los padres y el Abandono del gobierno central cuyas instituciones discriminan sus funciones y asumen que en este caso el derrumbe en una autopista merece todo el esfuerzo para atender, pero la sedimentación de un río como el Atrato que genera constantes inundaciones, que también es una vía nacional no puede ser atendido permanentemente aunque esta omisión produzca muertes de niños.

Pero también las autoridades locales deben cumplir con funciones como elevar la alerta a nivel departamental, garantizar la movilidad de la población mediante la instalación de improvisados puentes, entre otros.
Pero entonces que ha hecho la actual administración frente a la emergencia? La respuesta la obtuvimos del secretario general y de gobierno del municipio de Riosucio, Johan Mosquera

La campaña “Cero muertes de niños por inmersión” liderada por el colectivo de comunicación local, pretende generar todas las alarmas necesarias primero en los hogares de todos los niños que por su corta edad no estén en condiciones de saber nadar (de 0 a 5 años), pero en general a todos los menores que por el descuido de padres o adultos irresponsables puedan correr la trágica suerte de los angelitos que han muerto ahogados.

Pero también hace un llamado a los líderes sociales, autoridades locales y regionales a que prioricen en sus acciones generar incidencias ante el gobierno centrar para que cumpla con su obligación de hacerle mantenimientos permanentes al Atrato no solo para garantizar su navegabilidad, sino para prevenir las inundaciones y con ellas la muerte de más niños por inmersión.

Compartimos imágenes actuales y de archivos de algunas de esas inundaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here