SE AGRAVA CRISIS HUMANITARIA EN EL CHOCÓ, COMUNIDADES INDÍGENAS DENUNCIAN QUE SE HAN DESPLAZADO A PANAMÁ POR AMENAZAS DE GRUPOS ARMADOS ILEGALES.

El departamento del Chocó atraviesa una de las peores crisis humanitarias en su historia por la escasa presencia del Estado y el recrudecimiento de la presencia de los grupos armados que se disputan territorios por las rutas del narcotráfico, minería ilegal, contrabando de armas y otras actividades ilegales.

Líderes afro descendientes, indígenas, mestizos, campesinos y representantes de distintas organizaciones gubernamentales denunciaron en el Quinto Diálogo por la No Repetición en Quibdó, a instancia de la Comisión de la Verdad que están siendo asesinados, desplazados, despojados de sus tierras ante la indiferencia del gobierno. Plácido Domingo, vocero de Fedeorewa y miembro de la Mesa de Concertación Indígena del Chocó, aseguró que creció la crisis humanitaria por el bloqueo económico de los armados ilegales que impide a muchas familias aborígenes desarrollar sus actividades.

“Desde el 28 de febrero hasta la fecha hay familias indígenas que no puede desarrollar ningún tipo de actividad dentro de su territorio y eso hace que aumenten las enfermedades, la desnutrición de los niños porque sus padres no tienen que darle a sus hijos y es una situación crítica y por eso muchas familias se están desplazando de Colombia hacia Panamá”, recalcó Bailarín. Añadió qué hay mucho miedo y las personas que viven en el territorio también están siendo silenciadas para que no denuncien los atropellos que se están cometiendo por presencia de grupos armados que se expanden cada vez más.

¿Dónde está la fuerza pública? ¿Por qué están entrando por el río Atrato si el control lo tiene la Armada?, se preguntó el líder indígena.

Abid Manuel Romaña, vocero del Foro Interétnico Solidaridad Chocó, advirtió que pese a las alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo y de las comunidades hay miedo que se repita otra masacre como la de Bojayá. “Hay una política para exterminar el pueblo étnico, asesinar un negro, un indígena, implica quedarse con la viuda y con los hijos para llevarlos a la guerra”, enfatizó Romaña. Reiteró las denuncias de la situación en el Medio Atrato y específicamente en el municipio de Bojayá.

“Hemos sido claros en decirle al Gobierno que ahí hay una bomba de tiempo y que el problema hay que resolverlo con presencia del Estado y no sólo con fuerza militar.

Acotó que pese a las alertas tempranas no ha habido una respuesta del Gobierno en ninguna escala. Agregó que hace unos días hubo enfrentamientos entre el ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia en el río Bojayá que tienen a más de 3 mil personas confinadas afros e indígenas y no ha habido reacción.

“Si estos grupos están allí y está la fuerza pública algo está pasando, y es que no hay control, hay una connivencia porque quien tiene que hacer el control es la fuerza pública, pero también nos duelen los militares que cayeron en un campo minado”, indicó el líder afro. Añadió que lo que se requiere en Bojayá es que pueda resolver el problema estructural con presencia del Estado y no militar.

Según un reporte de la Comisión de la Verdad entregado en el Quinto Diálogo por la No Repetición en Quibdó, en los últimos 3 años han sido asesinados 30 líderes del pueblo étnico de esta región. Elizabet Moreno vocera del Consejo Comunitario Mayor del San Juán enumeró los indicadores que reflejan el aumento de la crisis humanitaria en el Chocó y que son los que más afectan a la población: inseguridad alimentaria, alto índice de desempleo, baja calidad educativa, déficit de vivienda digna, precariedad del sistema de salud y escaso desarrollo de la infraestructura vial.

También mencionó; la violencia urbana, asesinatos de líderes, confinamiento y desplazamiento de las comunidades rurales, instalación de minas antipersona, reclutamiento de menores, aumento de cultivos ilícitos y de rutas del narcotráfico. La señora Moreno a nombre del Foro Interétnico del Chocó propuso que en virtud de que la mayor responsabilidad de la crisis humanitaria recae en el Estado y los actores armados ilegales es necesario tomar entre otras las siguientes medidas: 1– Celeridad de diálogo entre el Estado, el poder legislativo, ejecutivo y judicial y la sociedad civil. 2- Plan estructural para la transformación de la crisis humanitaria, económica, social y ambiental que vive el Chocó.

3-Restablecimiento de la mesa de diálogo entre el gobierno y el ELN con la expresión pública de una verdadera voluntad de llegar a unos acuerdos entre las partes. 4-Plan de sometimiento a la justicia por parte de la delincuencia organizada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here