SECRETARÍA DE SALUD DEPARTAMENTAL, REALIZA CONTROL DE CARACOL GIGANTE AFRICANO EN QUIBDÓ.

En acción de inspección vigilancia y control la Secretaría de Salud Departamental a través de Técnicos del programa Zoonosis con del apoyo del ICA, Policía Ambiental, Fundación Siembra Futuro y Codechocó, realizaron búsqueda de caracol gigante africano, en el barrio Suba 1 en Quibdó; espécimen que destruye los cultivos ya que puede consumir más de 800 clases de plantas.

La Secretaría está trabajando en la prevención y erradicación del molusco, para mantener la seguridad alimentaria del Chocó.

Los reportes indican que el molusco tiene presencia en zonas del relleno sanitario de de San José del Palmar, Nóvita, Sipí, Istmina, Carmen de Atrato y Quibdó.

Este molusco es portador de esporas del hongo Phytophthora, capaz de devorar plantas, tubérculos, árboles frutales, leguminosas, cacao, chontaduro y hortalizas, lo que genera pérdidas económicas para los agricultores.

Este caracol lleva en su baba parásitos nemátodos, que son los responsables de transmitir enfermedades y afecciones al ser humano como la meningoencefalitis, gastroenteritis, peritonitis, entre otras; las cuales se pueden adquirir por establecer contacto directo con el molusco o por consumir alimentos que hayan tenido contacto con su baba.

Ya es fácil verlo en cultivos de papaya, yuca, plátano, banano y aún en cultivos de chontaduro, donde no era usual hallarlo para la población, su presencia no es grata porque pone en riesgo la salud humana.

La Secretaría de Salud, está adelantando medidas de reconocimiento, captura y disposición final en bolsas que se introducen en hoyos, recubiertos con cal y sal y posteriormente tapados.

Debido a los riesgos que implica el contacto con este molusco,se le informa a la comunidad tener presente estas recomendaciones:

No manipular esta especie de caracol y no permitir el contacto con los seres humanos.

Adoptar un buen manejo tanto de basuras como de escombros.

No llevar el molusco a las viviendas, ni arrojarlos a ríos, quebradas, estanques u otras fuentes de agua.

Mantener limpios los lotes para no proliferar la aparición del caracol.

Reportar ante el ICA y las autoridades ambientales, su presencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here