En Urabá se entregaron las primeras indemnizaciones del año.

Estas indemnizaciones entregadas, cuyo monto se acerca a los $78 millones, corresponden a pagos pendientes de la anterior vigencia, derivadas de órdenes constitucionales.
En el auditorio del Centro Regional de Atención a Víctimas de Apartadó se llevó a cabo la notificación administrativa a sobrevivientes de hechos como desplazamiento forzado y homicidio, que se encontraban a la espera de la indemnización, recurso con el cual podrán fortalecer su proyecto de vida.

La Territorial Urabá-Darién cerró la vigencia 2018 con una entrega histórica superior a los 5.000 sobrevivientes indemnizados, por recursos que superan los $35.000 millones, además del avance en la estrategia de recuperación emocional, con más de 1.200 víctimas acompañadas, garantizando la integralidad en los procesos como lo reafirma, Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad en esta región: “es muy importante el acompañamiento psicosocial, más allá del recurso los sobrevivientes necesitan que les permitan sanar sus heridas para que puedan disfrutar plenamente de su indemnización”, precisó.

En ese sentido, en esta jornada de notificaciones, como es habitual, se impartieron recomendaciones sobre el manejo de los recursos: “siempre desde la Unidad se orienta para que de forma autónoma puedan invertir bien los recursos, que puedan mejorar su calidad de vida, que podamos garantizar las demás medidas de reparación, que vean a la Unidad como esa mano amiga que les permite seguir adelante y que tengan presente que todos los servicios son gratuitos”, agregó la funcionaria.

Juliana* una de las notificadas, fue desplazada junto a su familia en el año 1997 de Mutatá, Antioquia. Esta joven de 26 años tiene muy claro la destinación que le dará a los recursos recibidos: “Estamos recibiendo esta ayuda la cual voy a emplear para mis estudios, ya que estudié una técnica en diseño gráfico y la idea es seguir con la tecnología o la carrera como tal, también le voy a ayudar a mi mamá a terminar la casa”, expresó.

Como muchos sobrevivientes, Juliana, al contrario de su madre, quien también recibió esta indemnización, no esperaba esta noticia: ser indemnizada. “Mi mamá fue quien me avisó, yo la verdad no lo esperaba era muy incrédula de estas cosas, hoy es un hecho y estamos muy contentas por esto, a los jóvenes que la reciban les digo que la sepan aprovechar, es una ayuda un dinero con el cual no se contaba pero nos puede servir para un futuro”, afirmó la joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here