En Urabá Darién se ha invertido más de $2000 millones para comunidades.

Estos recursos fueron invertidos en el cumplimiento de los planes y programas de reparación colectiva, en sujetos de reparación étnicos y no étnicos, comunidades que sufrieron afectaciones colectivas por causa del conflicto armado en Urabá y el departamento del Chocó.
Mediante diferentes actos protocolarios, se han venido entregando maquinarias agrícolas, dotaciones tecnológicas y equipos biomédicos para el fortalecimiento de puntos de salud, instrumentos musicales, entre otros implementos, contemplados en los planes de reparación de ocho colectivos no étnicos y tres étnicos.

Las entregas más recientes se han realizado en los colectivos San Pablo Tulapas, el Tres, Pueblo Bello, que recibieron dotaciones biomédicas y tecnológicas para los puestos de salud de estas localidades, instrumentos musicales e implementos que superan los $329 millones y que vienen a complementar el banco de maquinaria agrícola y los vehículos ya entregados.

Así mismo, en los corregimientos, El Tres, y Nueva Colonia, municipio de Turbo, y Caucheras en Mutatá, el fin de semana fueron entregados insumos agropecuarios para huertas caseras a más de 200 familias que aportarán al mejoramiento de las condiciones socioeconómicas y la seguridad alimentaria de estos sujetos.

Luis Hernán Higuita, integrante del comité de impulso, manifestó que “gracias al gobierno, el corregimiento de El Tres se ha favorecido con el plan de reparación colectiva, ya que empezaremos en esta primera fase con las familias a producir nuestros propios alimentos y a demostrarnos que podemos ser muy productivos”.

Elizabeth Granada Ríos, directora territorial de la Unidad para las víctimas en Urabá Darién, ha ratificado su compromiso con el cumplimiento a los planes de reparación colectiva, durante estas entregas, “ se busca fortalecer la atención en los puestos de salud en el caso de los equipos biomédicos, que son el resultado de la buena gestión de los comités de impulso que lo hacen de una manera desinteresada por el bien de la comunidad, por eso es muy importante conocerlos, apoyarlos exaltar su labor”, precisó la funcionaria.

Estas comunidades buscan restablecer las condiciones de vida que tenían antes de las afectaciones del conflicto, “ hoy es grato ver materializado el proyecto de la banda músico marcial en el plan de reparación colectiva del corregimiento de Pueblo Bello, ya que con esto se construye desarrollo y paz, no fue fácil, ahora nuestro compromiso como comunidad es de hacer realidad el sueño de tener esta banda fortalecida y seguir siendo ejemplo para un país”, comentó Ramón García, miembro del comité de impulso.

En esta territorial se avanzará con las entregas que se vienen efectuado también en los colectivos étnicos, que corresponden a esta jurisdicción y quienes han venido recibiendo dotaciones tecnológicas, insumos agropecuarios, materiales de construcción, específicamente en los resguardos de Cuti, Tanela y Eyákera del municipio de Unguía, Chocó, para la creación de una casa de encuentro entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here