En Urabá, más de 1.200 sobrevivientes del conflicto han recibido acompañamiento psicosocial.

0
169

La estrategia de recuperación emocional grupal ha permitido a los sobrevivientes sanar las heridas causadas por el conflicto armado y compartir experiencias con otras personas partiendo de la reconciliación y la resiliencia.
En la vereda Punta Piedra del municipio de Turbo, Antioquia, justamente se integraron seis grupos colaborativos de la Estrategia de Recuperación Emocional, los cuales se convocaron para realizar el octavo encuentro mediante una caminata, y diferentes actos simbólicos en las principales calles del caserío. Al acto asistieron alrededor de 80 personas.

En este encuentro también realizaron una colorida colcha de retazos, un grafiti, velas y bombas blancas para simbolizar la unión entre ellos, y las distintas expresiones que les permitieron reflejar los dolores y tristezas que han podido mitigar después de esta experiencia, como lo narra Liliana Vera*: “uno se calla y se come todo, solo esta estrategia me dio la posibilidad de saber que a otros le han pasado cosas más duras que a mí y eso me da fuerzas antes para ayudar”, señaló.

Después de la caminata, resolvieron compartir mensajes de reconciliación en torno a una gran fogata, estas actividades enmarcadas en las medidas de rehabilitación que buscan que las víctimas logren restablecer sus condiciones físicas y psicosociales, para este caso, en lo psicosocial, mediante la Estrategia de Recuperación Emocional Grupal.

A través de la Estrategia de Recuperación Emocional Grupal en Urabá, han sido atendidas más de 1200 sobrevivientes del conflicto armado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here