Nunca lo haremos, nunca olvides!!

George Stinney Jr, de ascendencia africana, fue la persona más joven en ser ejecutada en el siglo XX en los Estados Unidos.

Este joven negro tenía sólo 14 años de edad en el momento de su ejecución por silla eléctrica.

70 años más tarde, su inocencia acaba de ser reconocida oficialmente por un juez en Carolina del sur.

Desde su juicio a la sala de ejecución, el niño siempre tenía su biblia en sus manos mientras afirmaba su inocencia.
George fue acusado injustamente de asesinar a dos chicas blancas (Betty 11 y MARY 7), cuyos cuerpos habían sido encontrados no lejos de la casa donde vivían el niño y sus padres. En ese momento, todos los miembros del jurado eran blancos. El juicio duró 2 h30, y el jurado tomó la decisión de su sentencia después de 10 minutos.

Los padres del niño, amenazados, fueron excluidos de participar en el juicio después de haber sido ordenado abandonar la ciudad.
Antes de su juicio, George pasó 81 días en detención sin la posibilidad de ver a sus padres por última vez.
Fue encarcelado solo en su celda, a 80 kilómetros de su ciudad natal.

Su audiencia de los hechos se hizo sola, sin la presencia de sus padres o de un abogado. El cargo de electrocución de George fue de 5,380 voltios en la cabeza. Te dejamos imaginar lo que un shock eléctrico puede tener en la cabeza de un niño.

Nunca lo vamos a olvidar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here