Comunidad del resguardo Sabaleta (Chocó) recibe dotación y exalta tradiciones culturales.

0
143

La entrega de equipos de cómputo, mobiliario escolar y máquinas de confección, se convierte en parte de un proceso productivo que permitirá a esta comunidad indígena del Chocó sobrellevar el impacto y los daños causados por la violencia.

A ritmo de danza y música tradicionales, y con una muestra de tallas en madera y canastos típicos, la comunidad indígena del resguardo Sabaleta, en el municipio Carmen de Atrato, del Chocó, exaltó sus costumbres durante el acto cultural de cierre de la jornada en la que la Unidad para las Víctimas, en convenio con el Banco Mundial, les entregó insumos como medida de satisfacción en el proceso de reparación colectiva.

El evento se llevó a cabo en la Casa Comunal de la vereda donde 500 habitantes se dieron cita, expusieron diversas artesanías elaboradas por integrantes de la comunidad, y recibieron mobiliario escolar, equipos de cómputo y máquinas de confección.

Esta comunidad indígena de Sabaleta es la más grande y organizada en el municipio. Según la ficha de identificación de Reparación Colectiva, la familia nuclear es la base de la organización social; los jefes de familia y los adultos con más experiencia son la máxima autoridad y orientadores de la vida y la cotidianidad. Son ellos quienes asignan lugares de cultivo, definen dónde construir las casas, épocas de trabajo y todo lo que tiene que ver con el diario vivir.

Carlos Yagarí, gobernador de Sabaleta, expresó satisfacción: “estamos concentrados en organizar los elementos entregados y muy satisfechos como comunidad con esta entrega; esperamos seguir en esta dinámica de acompañamiento que hoy nos beneficia como comunidad”.

“La comunidad indígena de Sabaleta, que pertenece a la etnia Chamí y ha demostrado interés en el proceso de reparación colectiva; su empeño y resiliencia en todo lo que emprenden ha sido ejemplo en otros procesos. Como institución del Estado, estamos prestos para seguir acompañando y asesorando todo proceso productivo que los beneficie y mitigue un poco el dolor vivido a causa del conflicto armado”, afirmó María del Rosario Palacios Córdoba, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Chocó.

Con esta clase de entrega de insumos la entidad contribuye a una reparación integral frente al daño ocasionado por la violación grave y manifiesta a los derechos colectivos e individuales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here