Víctimas del conflicto armado de Urabá y Chocó, socializaron propuestas para el cuatrienio.

Las propuestas para el Plan Nacional de Desarrollo están orientadas a acciones como la construcción de un hospital, la implementación de proyectos productivos, acceso efectivo a educación superior, vivienda y garantías de derechos.

Las víctimas del conflicto armado de los 10 municipios de la subregión de Urabá aportaron más de 30 propuestas para incidir en Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026.
Las propuestas, que deben ser discutidas en las mesas de participación de las víctimas, fueron entregadas durante una jornada en la institución educativa de Turbo con participación de alrededor de 180 víctimas del conflicto armado.

En la elaboración de estas propuestas, hubo participación de voceros de los municipios de Apartadó, Mutatá, Chigorodó, Necoclí, San Pedro de Urabá, San Juan de Urabá, Arboletes, Distrito de Turbo y las delegaciones de las comunidades afro del Darién chocoano.
Las propuestas están orientadas a acciones como la implementación de proyectos productivos, acceso efectivo de las víctimas a educación superior, vivienda y garantías de derechos, entre otros:
• Construcción de Hospital en la comunidad afro de la cuenca del río Salaquí.
• Apoyo a proyectos productivos y asignación de tierras despojadas; ampliación y flexibilización en créditos y vías de acceso para impulsar la comercialización.
• Ampliación de la cobertura y oferta de carreras profesionales universitarias para las víctimas del conflicto armado.
• Ajustes al protocolo de participación a la Ley 1448 de 2011.
• Programas de salud preventiva para las víctimas.
• Restitución de derechos de las víctimas en su reparación integral como respuesta efectiva a la deuda histórica de las víctimas de Urabá y del país.
• Creación de áreas “Ruralitanas” para que las 16 zonas afectadas por el conflicto armado en el país se conviertan en una nueva figura de los esquemas asociativos de ordenamiento territorial.

Por su parte, Eusebio Mosquera Palacios, presidente de la Junta directiva del Consejo comunitario de la cuenca del Salaquí, presentó dos propuestas para Riosucio (Chocó): el dragado del Atrato y sus vertientes y la construcción del hospital, que no solo beneficiaría a Salaquí, sino también a otras comunidades que necesitan atención inmediata.

El evento contó con la orientación y acompañamiento de la Unidad para las Víctimas Urabá-Darién y demás entidades del Sistema para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here