En compañía de autoridades, 196 familias indígenas desplazadas comenzaron retorno a sus comunidades.

0
176

Por río y en canoas, una comisión conformada por un grupo de funcionarios de la Administración municipal, Personería y medios de comunicación, acompañó este jueves desde las primeras horas de la mañana a las primeras personas de las 905 desplazadas desde el pasado mes de diciembre, que hoy comenzaron su proceso de retorno hacia las cuatro comunidades indígenas que abandonaron por el asesinato de uno de sus líderes.
Después que, a principios de este mes, los líderes indígenas manifestaran su intención de regresar a sus territorios, en las últimas semanas las autoridades civiles y militares pertenecientes al Comité de Justicia Transicional, adelantaron diferentes gestiones logísticas para apoyar el traslado.

Precisamente, ayer, el alcalde visitó las instalaciones educativas donde se albergaban las 196 familias afectadas en el corregimiento de El Valle, con el fin de entregarles 25 toneladas de alimentos y otros elementos que amortiguarán las primeras semanas de su regreso a las comunidades indígenas de El Brazo, Bakurú Purrú, Boro Boro y Pozamansa, en donde dejaron sus viviendas, cultivos y animales de compañía y de corral.
Hacia las 8 de la mañana de hoy, alrededor de 50 canoas de madera, cargadas de colchonetas, ropa, comida y personas, emprendieron casi 2 horas de recorrido por el río Valle, hasta llegar a los territorios (ubicados a diferentes distancias), acompañados de los funcionarios de la Alcaldía.

Una vez en El Brazo, el alcalde de Bahía Solano, Ulmer Mosquera Gutiérrez, dijo que “hoy partieron poco más de 40 familias y se espera que en los próximos días vayan retornando el resto de las 196 que se desplazaron”.

Sin embargo, aclaró que, “el hecho que hayan retornado a sus territorios no quiere decir que los estemos abandonando, pues tienen derecho a seguir recibiendo las ayudas del Estado y requieren igualmente que avancemos en términos de cultivos productivos, en mejoramiento de sus viviendas e incluso en el destronque del río, donde observamos muchos árboles caídos que amenazan la navegabilidad. Vienen ahora las reparaciones por ser víctimas del conflicto armado y precisamente ayer se constituyó una comisión de seguimiento para verificar el cumplimiento de necesidades y requerimientos que venían haciendo los indígenas”.

A su llegada a este caserío, los indígenas fueron también esperados por tropas de la Armada Nacional que se encuentran garantizando la seguridad desde el momento del desplazamiento, no solo en este poblado sino en toda la zona.
Hasta allí, llegó el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Naval del Pacífico, el Capitán de Navío, Jesús Leonardo Suárez, quien reiteró el compromiso de esa institución con esta y todas las comunidades indígenas del país y aseguró que “continuarán trabajando articuladamente con las demás autoridades, como Policía y Fiscalía, para atender de manera preventiva cualquier riesgo que pueda poner en peligro la seguridad de los ciudadanos en Bahía Solano”.

Infantes de Marina compartieron un rato con los menores de esta comunidad, con quienes realizaron varias actividades lúdicas y les entregaron algunos regalos.
El alcalde municipal recalcó que seguirá al pendiente de que se cumplan con los diferentes compromisos que se hicieron con estas comunidades, no solo en la etapa del retorno sino también durante la fase de reparación que adelanten las entidades de orden nacional correspondientes.

Somos Notiriosucio, llámanos o escríbenos al 3218365504.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here