Desbordamiento del río Atrato en Chocó deja más de 5.000 familias afectadas y 1.400 damnificados.

En Lloró, conocido como uno de los lugares del mundo en el que más llueve, los ríos Andágueda y Atrato, este último el más caudaloso de Colombia. EFE/Guillermo Legaria/Archivo

El agua subió hasta tres metros en algunas zonas.

Las fuertes lluvias de las últimas horas en zona rural de El Carmen del Darién, Chocó, provocaron el desbordamiento del río Atrato y la inundación de una parte del casco urbano del municipio, dejando al menos 5.000 familias afectadas tras perder todo lo que tenían, desde los electrodomésticos hasta los alimentos. El agua subió hasta los tres metros.

El Atrato al menos una vez al año inunda los municipios que lo rodean, un fenómeno se genera por lluvias persistentes que producen un aumento progresivo del nivel de las aguas contenidas dentro de un cauce, y que supera la altura de las orillas naturales.

Solo en el 2020, el desbordamientos de ríos, avenidas torrenciales, desprendimientos de tierra y avalanchas, en el Chocó dejaron unas 35.000 personas afectadas, 7.000 familias damnificadas, una persona fallecida, una persona desaparecida, tres heridos, 27 viviendas averiadas y 25 completamente destruidas.

El alcalde de El Carmen del Darién, Pedro José Mena, aseguró que las pérdidas son significativas. “Tenemos un sin número de viviendas que tienen el agua unos 50 centímetros por encima del piso. La afectación ha llegado a unas 5.000 familias y los damnificados son 1.400. Hay entre 400 y 500 casas que están afectadas porque muchos hogares perdieron sus enseres, el río subió sin que nos diéramos cuenta. Llovió toda una noche”, señaló.

Además, el alcalde hizo un llamado para que los entes nacionales ayuden a atender la emergencia y crear planes preventivos para que estos hechos no sean tan comunes.

“Le estamos haciendo un llamado a Gestión del Riesgo, al Gobierno nacional y al departamental para que den una mirada con obras de mitigación”, comentó el mandatario.

Las lluvias en Carmen del Darién no han cesado desde finales de julio del 2020, la preocupación ha aumentado entre los habitantes del Chocó. La situación se ha tornado tan alarmante que el alcalde ha considerado decretar zona de calamidad pública.

A finales del año pasado, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) comentó que las fuertes lluvias en el país persistirían, por cuenta de que el fenómeno de la Niña se mantiene entre un 90 y 95 por ciento. En el caso del Río Atrato, habían manifestado su preocupación y el posible desbordamiento del cauce.

“No se descartan incrementos en los ríos Quito, Andágueda, Cabí y Murrí, entre otros ríos aportantes a la cuenca alta y media del río Atrato”, informó el Ideam.

Aparte de la crisis que ya vive el país en temas económicos esta calamidad también ha dejado pérdidas de los productos que se dan en la región.

“Por el desbordamiento del tercer río navegable en el país, muchos productores han perdido sus sembradíos”, indicó Antonio Beltrán, líder de la comunidad.

Teniendo en cuenta que el fenómeno de inundación en el Chocó es frecuente las autoridades locales plantean la construcción de un muro de contención para que el agua no se salga del río Atrato cada vez que hay aumento de precipitaciones.

“Que nos den una mirada hacia el Carmen del Darién con obras de mitigación del riesgo. Necesitamos construir un muro de contención para que ese río no se nos meta al pueblo, esperamos que se pueda apoyar a este municipio”, insistió el alcalde.

Las zonas más afectadas son el corregimiento Domingodó, La Grande y Montaño.

Vía: INFOBAE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here