Autoridades de Risaralda y Chocó unirán esfuerzos para garantizar seguridad.

. / Referencia (Oficial Ejército Nacional)

Los habitantes de los dos departamentos piden que haya más presencia del Ejército y, de ese modo, evitar alteraciones del orden público. 

Luego de que un bus de servicio público fuera incinerado en territorio chocoano y un vehículo particular en zona risaraldense, las autoridades departamentales llegaron al municipio de Pueblo Rico y realizaron un consejo de seguridad para determinar cuál es la situación actual en materia de orden público.

El gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, manifestó que no desestiman las denuncias de la comunidad y de los líderes sociales con respecto a la incursión de grupos armados ilegales en la frontera de los dos departamentos, por lo que van a adelantar labores de investigación.

“Hay una sensación de temor entre las comunidades por eso no hay que desestimar las denuncias y estamos haciendo lo posible con el Ejército y todas las autoridades para garantizar la seguridad de los habitantes”, añadió Tamayo.

Por otro lado, manifestó que el próximo viernes van a reunirse con las autoridades del departamento del Chocó para trabajar en conjunto y blindar esa zona fronteriza.

Finalmente, no se descarta que el Ejército Nacional regrese con su plan meteoro a custodiar la vía panamericana para evitar alteraciones del orden público y generar tranquilidad entre los habitantes.

Cortesía: Caracol Radio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here