Víctimas en Urabá reciben acompañamiento para fortalecer sus iniciativas productivas.

La Unidad para las Víctimas, mediante el enfoque psicosocial, viene realizando el acompañamiento a dos iniciativas socioproductivas que le apuestan a la paz y la reconciliación en la subregión antioqueña. 

Las iniciativas Bosque Katío y Granja Turística integral, del distrito de Turbo, avanzan en el acompañamiento psicosocial de fortalecimiento de iniciativas de reparación territoriales en el marco conceptual de las medidas de reparación, Garantías de no Repetición y Satisfacción por parte de la Unidad para las Víctimas territorial Urabá-Darién.

En el más reciente encuentro realizado en el colegio Conuraba de Turbo, se contó con la participación de 20 asistentes y fueron abordados los temas de circuitos cortos de comercialización, resistencia y afrontamiento, análisis del entorno, entre otros que hacen parte del acompañamiento.

La estrategia, cuya convocatoria se enfocó en tres líneas principales como la Educación para la Paz, Procesos Socioproductivos o Procesos Socioculturales, y tras un proceso de selección, avanza en el apoyo a estas dos iniciativas que incluyen diferentes tipos de población, desde el enfoque diferencial en la subregión de Urabá.

Una de estas, es la Asociación para la Reconciliación y la Paz en Urabá (Asorepad), integrada por víctimas exmiembros de la fuerza pública, victimarios y viudas, quienes resolvieron perdonar y emprender un proyecto productivo turístico que, desde el 2018, les ha permitido convivir pacíficamente y dar un mensaje de reconciliación al país y a sus coterráneos.

Para Francisco García Zuleta, representante legal de Asorepad, quien desde el inicio del proyecto ha recibido acompañamiento de la Unidad, este nuevo proceso le ha permitido avanzar, y consolidar esta iniciativa socio productivo.

“Este acompañamiento psicosocial que hemos tenido a través del proyecto ha sido sumamente importante, con temas muy valiosos para el ser humano, que amplía nuestro conocimiento. Hemos tenido la oportunidad de aprender y compartir en integración y con mucho ánimo de continuar con nuestro proyecto de la granja y fortalecer nuestra organización”, manifestó García Zuleta.

El acompañamiento tiene una ruta de fortalecimiento de estas iniciativas que se conforma de ocho momentos, los cuales en su mayoría buscan ser ejecutados hasta diciembre de la vigencia y en la actualidad, para el caso de Asorepad, avanzan en el quinto momento, el cual aborda la implementación de servicios, que consta de charlas, talleres, foros informales, entre otros apoyos desde la medida de Garantías de no Repetición y Satisfacción.

“El proyecto acompaña el fortalecimiento de Bosque Katío en la vereda Caracolí vía El Tres y Asorepad en la vereda Cirilo, ambos de Turbo, y con una amplia trayectoria en el territorio, lo cual los hizo acreedores al acompañamiento. En el caso de Asorepad, desde la Unidad y a través del fondo de reparación se les entregó en 2018 en comodato el predio donde se desarrolla esta apuesta de granja turística, permitiendo así la continuidad de estos ejemplos de productividad y convivencia pacífica”, expresó Elizabeth Granada Ríos, directora de esta territorial de la Unidad.

Dentro de los objetivos y temas abordados se cuentan: apalancar el acceso de las víctimas individuales a la medida de Garantías de no Repetición y de Satisfacción, realizar un aporte a la comprensión, reflexión y transformación de algunas causas y consecuencias del conflicto armado, favorecer la reflexión, mitigación y transformación de aspectos culturales que han permitido el arraigo del conflicto armado, su continuidad o resurgimiento en algunas zonas del país, entre otros aspectos que aportan a su fortalecimiento organizacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here