INVÍAS invierte cerca de $6000 millones para mejorar el transporte de 200.000 habitantes del Bajo Atrato.

Tras la culminación de la fase I del dragado de mantenimiento de Boca Coquito sobre el río Atrato, el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), inicia las obras de dragado correspondientes a la fase II de este proyecto que facilitará el tránsito por la desembocadura más concurrida en el golfo de Urabá. El dragado de mantenimiento permitirá la movilidad de las embarcaciones de carga y de pasajeros para las comunidades que se asientan en la región del Bajo Atrato y que realizan sus actividades productivas, comerciales y de conexión con las poblaciones del Urabá antioqueño.

Con una inversión cercana a los $6000 millones, el INVÍAS, a través del Consorcio Unión Temporal Boca de Coquito 2020, llevará a cabo la extracción de 194.000 m3 de sedimento a lo largo de 8 km en la desembocadura de Boca Coquito, recuperando la profundidad a 4,5 metros de navegación, afectada en 2 metros por la alta sedimentación. Esta segunda fase se realiza para brindar una solución a las empalizadas que se han presentado en la desembocadura, afectando la movilidad de los productos, bienes hacia las poblaciones ribereñas del río Atrato.

La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, aseguró que “con obras como el dragado de mantenimiento de Boca Coquito en el río Atrato, que garantizan la navegabilidad de esta desembocadura por donde transitan los bienes y servicios desde Quibdó al golfo de Urabá y permiten un óptimo abastecimiento a los municipios ribereños, el Gobierno nacional continúa haciendo presencia en todas las regiones del país. Mediante obras de infraestructura de gran impacto como esta, ratifica su compromiso con mejorar la calidad de vida de los colombianos”.

Así mismo, el Director Operativo del INVÍAS, Juan Esteban Romero Toro, reiteró que “desde el momento que se presentaron las empalizadas en el sector, el Instituto creó un plan de contingencia para solucionar la problemática en el menor tiempo posible. Para ello, estructuró un proyecto que se ejecutaría en dos fases. Durante la fase I, se realizó un dragado menor que permitió habilitar el paso de las embarcaciones menores con los productos y servicios. Durante esta segunda fase de dragado de mantenimiento, a la cual estamos dando inicio, se pretende brindar una solución definitiva para la movilidad de los 200.000 habitantes que residen en la zona y sus posibilidades de abastecimiento de productos, bienes y servicios de primera necesidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here