Con medida cautelar se busca proteger territorio ancestral del Consejo Comunitario del Río Domingodó en el Bajo Atrato.

• La Unidad de Restitución de Tierras radicó, vía electrónica ante el Juzgado de Restitución de Tierras de Quibdó, la solicitud de medida cautelar que busca proteger 38.000 hectáreas donde se encuentran asentadas más de 700 personas de este colectivo.

El riesgo en el que se encuentra la comunidad que integra el Consejo Comunitario del Río Domingodó, ubicado en los municipios del Carmen del Darién y Riosucio (Chocó), llevó a la Unidad de Restitución de Tierras, con sede en Apartadó, a solicitar la medida cautelar ante el Juzgado de Restitución de Tierras de Quibdó. Lo anterior para proteger a sus habitantes y sus derechos sobre el territorio ancestral.

En sus pretensiones la solicitud de medida cautelar, radicado de manera virtual, busca: proteger la vida, integridad, derecho a la autonomía y gobierno propio de las 797 personas que conforman las 272 familias asentadas en 38.987 hectáreas del área colectiva; detener el confinamiento y abandono de las tierras ubicadas en la zona conocida como Bajo Atrato o Urabá chocoano; y garantizar las condiciones de seguridad y medidas de protección del colectivo por parte de la Fuerza Pública.

También busca generar acciones específicas del Estado para responder a las necesidades de seguridad alimentaria y todo lo relacionado con la asistencia, atención y auxilios humanitarios para sus integrantes; y propiciar acciones que favorezcan la autonomía territorial, la integridad política, organizativa, el gobierno propio, la formación de líderes, el derecho propio, derecho mayor y la Ley Natural.

Para Dayra Reina Hernández, directora territorial de la Unidad de Restitución de Tierras con sede en Apartadó, es necesario que cesen las afectaciones a esta comunidad que ha sido golpeada por la violencia desde los años 96 y 97. Además señala que, “el trabajo con esta comunidad comenzó el 25 de marzo del año en curso y con la medida cautelar avanzamos para proteger los derechos de las víctimas reclamantes de todo el Urabá y el Darién chocoano”.

Al territorio del Consejo Comunitario del Río Domingodó se llega por dos vías. La primera, es por vía fluvial en un recorrido aproximado de 36 kilómetros desde el casco urbano de Riosucio, aguas abajo por el río Atrato en el Chocó. La segunda, por carretera desde Mutatá (Antioquia) pasando por el corregimiento de Bajirá, donde se toma otro vehículo hasta el sector conocido como Brisas para embarcarse por tres horas hasta llegar al territorio ancestral. La ubicación geográfica estratégica ha llevado a los integrantes del Consejo a padecer la presencia de grupos delincuenciales interesados en emprender acciones ilícitas que han atentado contra su integridad.

La Unidad apoya el retorno de campesinos y comunidades a sus tierras. Los procesos de restitución étnica apoyan y acompañan la recuperación de los derechos de indígenas y afrocolombianos sobre el territorio, y con ello la conservación de su relación con el mismo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here