En Urabá, colectivo Asafibu avanza en el plan de reparación

0
128

Los primeros acercamientos con la Unidad para las Víctimas se dieron en 2015 y en el 2018 fueron reconocidos e incluidos en el Registro Único de Víctimas (RUV) como sujeto de reparación colectiva.

Durante esta semana la territorial Uraba-Darién de la Unidad para las Víctimas ha retomado las actividades con el colectivo Asociación de Administradores de Fincas Bananeras de Urabá (Asafibu), entre estas, una jornada de atención personalizada durante dos días y un ejercicio de revisión previa a la validación del documento sobre el diagnóstico del daño, el cual permitirá identifica los daños y plasmar las acciones para la construcción del Plan de Reparación Colectiva.

Las actuales circunstancias no fueron impedimento para que los integrantes del comité de impulso de Asafibu, se reunieran desde la virtualidad y revisaran, con el apoyo de la Unidad, el documento de caracterización y diagnóstico del daño, el cual fue construido y socializado en Turbo, días antes de iniciar la pandemia.

Así mismo, durante esta semana se realizó una jornada de atención personalizada a los miembros del colectivo y fueron revisados los procesos, solicitudes y se resolvieron inquietudes frente a los trámites y servicios solicitados o interpuestos por estos ante la Unidad.

Asafibu ha venido avanzando en las etapas iniciales dentro del proceso de reparación colectiva y mediante la estrategia psicosocial Entrelazando en 2018, lograron conformar el grupo de tejedores y tejedoras.

Asafibu es una organización constituida legalmente en el año 1987, pero su labor organizacional data de 1974 en los municipios de la subregión antioqueña como Necoclí, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, San Pedro de Urabá, Mutatá, San Juan de Urabá, Arboletes, y Vigía del Fuerte.

Durante esa época, ante el auge bananero y la consolidación de la fuerza sindical obrera, surgió una representatividad desde el gremio de los administradores y empleados de empresas bananeras, buscando el bienestar colectivo y surgir como alternativa organizativa.

En este mismo contexto, los diferentes grupos al margen de la ley, sitiaban y se disputaban el territorio, generando constantes violaciones a los derechos humanos en la población y a su vez en los derechos colectivos de los integrantes de Asafibu, quienes fueron sometidos al asesinato de sus integrantes, amenazas, desplazamiento, estigmatización y una serie de hechos que afectaron los atributos que venían construyendo como colectivo.

Desde entonces esta asociación viene liderando acciones tendientes al restablecimiento de su dignidad y de los procesos asociativos y de liderazgo que se truncaron por causa del conflicto armando.

La próxima semana se realizará la jornada de validación final al documento del diagnóstico del año y cumplir con las instancias del proceso de reparación colectiva.

Los primeros acercamientos con la Unidad para las Víctimas se dieron en 2015 y en el 2018 fueron reconocidos e incluidos en el Registro Único de Víctimas (RUV) como sujeto de reparación colectiva.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here