Los retos que afrontan los habitantes de Riosucio – Chocó para cumplir con el aislamiento preventivo obligatorio.

Riosucio es un municipio fronterizo, con vocación rural, ubicado en el corazón del bajo Atrato Chocoano, su zona rural es una de las más dispersas y de difícil acceso del país.

En Riosucio no hay servicios de acueducto ni alcantarillado, sus habitantes deben acudir al río Atrato para suplir la carencia de estos servicios, más del 90% de su población vive de la informalidad, del rebusque del día a día, aunque habiten una de las tierras más ricas en biodiversidad del mundo, pero varios factores restringen el aprovechamiento comercial de su amplia producción agropecuaria.

Con este panorama al que se suma las debilidades del sector de salud. Este municipio y sus autoridades afrontan la pandemia del covid-19 que afortunadamente hasta el día de hoy reporta cero casos de contagio.

¿Pero cómo mantener a esta población en cuarentena si sus necesidades básicas las sustentan de lo que les ofrecen los ríos y sus selvas? ¿cómo aislarse para evitar el virus si el hambre amenaza con acabarlos primero?

El gobierno nacional ha enviado auxilios solidarios para los adultos de la tercera edad beneficiarios del programa Colombia Mayor, familias y jóvenes en acción, entre otras, pero obviamente estas ayudas no benefician a toda la población de un municipio como Riosucio donde aproximadamente el 90% vive en estado de vulnerabilidad.

Adicional a las ayudas procedentes del gobierno nacional; las autoridades locales han venido realizando otros aportes con el fin de alivianar las necesidades de sus habitantes: Abastecimiento de agua potable, entrega de productos de higiene y protección, auxilios alimentarios; todo esto acompañado de las jornadas pedagógicas de prevención del coronavirus.
Pero falta más. Concejos comunitarios y resguardos indígenas permanecen en sus territorios y claman atención, las ayudas de presidencia y de la alcaldía aun no cubren a toda la población menos favorecida, aun se ven personas en las calles buscando el sustento diario y aunque se exponen dicen no tener otra alternativa.

El gobierno anunció un millón de mercados para la población étnica del país, el alcalde de Riosucio afirmó que continuará entregando ayudas con recursos propios. Se espera que estos anuncios se hagan realidad en corto tiempo y vengan acompañados de nuevas estrategias de restricción para aquellas personas que incumplen la cuarentena sin las justificaciones contempladas en las 43 excepciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here