Colombia cuenta con nueva tecnología al servicio de operaciones de búsqueda y rescate en el mar.

La Dirección General Marítima instaló y puso en funcionamiento en Bogotá el Centro de Control de Misiones (MCC) del sistema satelital internacional de Búsqueda y Salvamento, para detección, procesamiento y distribución de alertas transmitidas por las radiobalizas de emergencia de naves, aeronaves y personas, reduciendo cualquier situación de riesgo de la vida humana en el mar y minimizando los tiempos de respuesta.

Este sistema conocido en el mundo como Sistema Mundial COSPAS-SARSAT, permite que a través de dispositivos (radiobalizas) activados en situaciones de riesgo, se emita una señal a un satélite (especial en búsqueda y salvamento) para que posteriormente, ésta llegue a unas antenas ubicadas en tierra, las cuales finalmente envían la información a las dos estaciones de trabajo que conforman el MCC de la Autoridad Marítima Colombiana.

“Por ejemplo, cuando en altamar un buque presenta una emergencia, la radiobaliza genera la señal al satélite, la rebota a las antenas y es recibida por el MCC e inmediatamente Dimar entrega las coordenadas del lugar a la Armada Nacional para que se active una operación de búsqueda y rescate”, explicó el Profesional de Defensa Silvio Arroyave, Responsable de los servicios de Control de Tráfico Marítimo y coordinación de Búsqueda y Rescate de la Dimar.

El sistema completa dos meses de funcionamiento, tiempo en el cual se han tenido dos casos exitosos. El primero se dio con una embarcación de carga de bandera colombiana con nueve tripulantes a bordo, la cual presentó riesgo de hundimiento a 36 millas de Cartagena, el MCC recibió la alerta y se logró que lo asistiera un buque mercante ubicado en la cercanía y el cuerpo de Guardacostas de la Armada Nacional, hasta llegar a Cartagena con los tripulantes con vida. El segundo caso se presentó con un yate de bandera francesa a 135 millas de Cartagena con un tripulante, el cual quedó a la deriva por falla del timón, el Centro dio aviso, a la Armada Nacional, la cual lo ubicó y fue asistido en un tiempo mínimo por una aeronave de la institución, la cual le ordenó a un buque mercante desviar su rumbo, hasta rescatarlo y poniendo a salvo.

Por normativa del Organización Marítima Internacional las naves en el mar deben contar con este tipo de radiobalizas, pero también personas con embarcaciones pequeñas ya las utilizan por seguridad. Existen tres tipos de radiobalizas: EPIRB (Emergency Position-Indicating Radio Beacon) para naves, ELT (Emergency Locator Transmitter) para aeronaves y PLB (Personal Locator Beacon) para personas.

Según comentó el funcionario, “antes de contar con esta capacidad, los mensajes de alerta que se recibían de diferentes entidades, venían con tiempos de retardo, lo cual aumentaba el riesgo de la vida de una o varias personas por cualquier circunstancia en el mar, y que a su vez no pudieran ser rescatadas a tiempo. Actualmente hemos reducido este riesgo, ya que de manera casi inmediata se coordina con los medios con que cuenta la Armada Nacional, para que acudan al punto exacto de la emergencia”.

Este tipo de capacidades que se suma al Sistema Integrado de Control de Tráfico Marítimo, se enmarca en los convenios internacionales y aumentan la Seguridad Integral Marítima y posicionan al país como un referente en la región al estar a la vanguardia en este tipo de tecnologías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here