Víctimas de San José de Apartadó identifican rutas y procesos para garantizar su reparación.

Los sobrevivientes de 33 veredas que sufrieron violaciones sistemáticas a sus derechos fundamentales entre 1997 y el 2000 en el Urabá antioqueño, se reunieron con la directora territorial Elizabeth Granada, para garantizar su atención y reparación integral.

Procesos, solicitudes, trámites, indemnizaciones, retornos y reubicaciones y reparaciones colectivas, fueron entre otros, los temas analizados por los sobrevivientes de San José de Apartadó para garantizar su atención y reparación integral, en una reunión liderada por Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad en Urabá-Darién.

En la sala de juntas de la sede administrativa de Apartadó, representantes del corregimiento de San José de Apartadó, desarrollaron su trabajo con el equipo de la Unidad para las Víctimas, en un espacio en donde se resolvieron inquietudes y fueron escuchados por la directora de esta territorial.

En la reunión se pactó con el objetivo de conocer por parte de los líderes, las necesidades e inquietudes que presenta esta localidad, la cual, también ha sido escenario de actos de perdón y reconciliación, pero que aún solicitan mayor acompañamiento por parte de las entidades estatales.

“Muy emotivo haber venido a la Unidad para las Víctimas y reunirnos con la directora Elizabeth y su equipo de trabajo, tocando el tema de retornos y reubicaciones, de indemnizaciones y reparaciones colectivas”, manifestó Fredy Vidal, presidente de la Junta de Acción Comunal, casco urbano.

Pese a las acciones que se han ejecutado en este territorio, consideran que aún falta mucho por hacer. “San José de Apartadó es un territorio que hoy sigue siendo olvidado por el Estado y creemos que a buena hora llegamos aquí a la Unidad y vamos a hacer un trabajo muy positivo, teniendo en cuenta que estamos pasando de un proceso de paz, el cual no ha arrancado todavía, pero vemos muy buenas expectativas y voluntad por parte de la Unidad que nos orientó hacia dónde debemos enfocar los procesos”, agregó Vidal.

Por su parte, Elizabeth Granada Ríos, dio claridad sobre algunas acciones articuladas que se han generado en asocio con el ente territorial, y los beneficiados en proyectos productivos a través de los Esquemas Especiales de Acompañamiento Individual en pasadas vigencias, además, hizo énfasis en las rutas establecidas para presentar solicitudes y el trato prioritario, en la atención, que desde el enfoque diferencial se ha dado a la población víctima proveniente del corregimiento.

En este espacio también se acordaron compromisos por parte de la institucionalidad, entre estos, programar una capacitación en rutas y procesos a los demás líderes de la comunidad, entre otras acciones que permitan dar mayor orientación y claridad en trámites y servicios ante la Unidad.

“Para nosotros fue muy grato esta reunión con la Unidad porque quedamos claros frente a muchos procesos que desconocíamos en el territorio y de verdad que este trabajo hay que hacerlo en articulación de las instituciones de la mano con los líderes de las comunidades y queremos sacar este proceso adelante y cooperar con la institución para que todo sea un hecho en el territorio”, manifestó Luis López, otro de los asistentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here