ONU alertó al Gobierno sobre el asesinato de líderes sociales.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Michelle Bachelet, alertó que en 2019 los asesinatos contra defensores de derechos humanos en Colombia se incrementaron en cerca del 50% con respecto a 2018.

  • Así lo indicó el representante de la Alta Comisionada en Colombia, Alberto Brunori, quien presentó el informe anual de derechos humanos sobre el país suramericano durante un evento en el norte de Bogotá.

En 2019, la Oficina de la ONU (OACNUDH) documentó 108 casos de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos, incluyendo 15 mujeres y dos integrantes de la población LGBTI.

El informe detalla que de los casos documentados por la OACNUDH, el 75% ocurrió en zonas rurales, el 86% en municipios con un índice de pobreza multidimensional superior a la media nacional, el 91% en municipios con tasas de homicidios que indican la existencia de violencia endémica y el 98% en municipios caracterizados por la presencia de economías ilícitas y del ELN, así como de otros grupos violentos y de grupos criminales.

  • Según el texto, el 55% de dichos casos ocurrió en cuatro departamentos: Antioquia, Arauca, Cauca y Caquetá; y los más afectados continuaron siendo quienes defienden los derechos de las comunidades y los grupos étnicos, representando el 65% de todos los asesinatos, y manteniendo una tendencia que ha documentado la oficina de Michelle Bachelet desde 2016.

El informe evaluó la situación de derechos humanos en Colombia entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019, periodo durante el que realizó 1.151 misiones al terreno y realizó seguimiento de 250 casos de presuntas violaciones de derechos humanos.

  • Según Brunori, la Acnudh continuó observando la persistencia de altos niveles de violencia que generaron graves violaciones a los derechos humanos.

Durante 2019, la Oficina de la ONU registró 36 masacres que implicaron la muerte de 133 personas, “la cifra más alta registrada por el Acnudh desde 2014”, y la continuación de infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), con presencia principalmente en Antioquia, Arauca, Cauca, Chocó, Norte de Santander y Nariño.

  • Asimismo, la Acnudh observó un incremento en la utilización de niñas y niños por grupos criminales y otros grupos violentos, así como su reclutamiento forzado por el Eln en Antioquia, Arauca, Caquetá, Chocó, Guaviare, Meta y Norte de Santander.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here